Críticas

Brick Mansions

Nos llega a nuestras salas este remake de Distrito 13, película escrita por Luc Besson junto a Bibi Naceri y que es uno de los ejemplos claros del Luc Besson más perezoso y pesetero posible. Es decepcionante que un tipo que ha sido capaz de crear títulos muy decentes y hacer industria con mayúsculas en su país llegue a despreocuparse tanto de la calidad de aquello que escribe y produce para sus directores de encargo.

En Brick Mansions Besson revisa el guión que escribió junto a Naceri para volver a plantearnos un futuro distópico en el que toma la arruinada Detroit como escenario. En ella, el barrio marginal al que se refiere el título sobrevive totalmente aislado, con sus habitantes abandonados a su suerte. Mientras tanto, el alcalde planea construir en ese barrio un nuevo complejo urbanístico que reflote la ciudad. Hasta aquí la cosa es obvia, pero válida, una premisa similar a la que títulos como Robocop han sabido sacar todo su jugo. Sin embargo, el desarrollo posterior evoluciona de lo simple a lo cutremente delirante sin ningún tipo de complejo.

brick1

Tenemos un prota, Lino (David Belle), que es el idealista del barrio. Un tipo que honra sus orígenes luchando contra los traficantes que han hecho del lugar una cloaca. Lino es además un experto en parkour y da sopapos más dolorosos que una colleja de monja. Por otro lado está Damien (Paul Walker), el poli honrado y temerario, que lleva años intentando dar caza al traficante que domina Brick Mansions. Lino y Damien. Orígenes distintos, un mismo fin. Como es de esperar acabarán colaborando a la fuerza.


La película replica la peor versión de Besson como guionista y productor.


Todo tiene un tufo a mensaje social de chichinabo, algo a lo que Besson ya nos ha acostumbrado en otras películas como Yamakasi, pero Besson decide ir más allá y alcanzar la cima mundial de la vergüenza ajena. Como si fuese Juanito Oyarzábal, Besson escala poco a poco esa montaña inalcanzable para el resto de los mortales (SPOILERS AHEAD). El traficante malo es el clásico badass refinado que, mientras cocina un plato exquisito, es capaz de dar un discurso sobre la esencia de la cocina y utilizarlo como metáfora sobre cómo se hacen las cosas en el mundo del crimen. Todo apuntillado con el indispensable sacrificio de Esbirro nº3, que se ríe demasiado y eso es molesto. Ese maestro del crimen, es el mismo que tiene una bomba termonuclear en sus manos que aparece por sorpresa en mitad de la trama y gracias a un flashback que nos contará un policía. Ya vamos por los 7.000 metros y sólo estamos a mitad de metraje, subir más alto parece posible. Pero aún queda lo más difícil, redimir al traficante después de que intente lanzar la bomba contra la ciudad, atada a un misil ruso. Misil que lleva de adorno a la novia de nuestro primer héroe atada con una cadena. Ese tipo, capaz de vender droga en su barrio, hecho mierda, capaz de sacrificar a toda una ciudad de un bombazo, capaz de hacer un Paco Porras con la chica del prota, se convertirá en el negro simpático en los últimos cinco minutos de metraje. Sin falanges en los pies, sin casi oxígeno en los pulmones, la película llega a los 8.850m y corona el conjunto con una emotiva dedicatoria: “In the loving memory of Paul Walker”.

paco-porrazo

Lo que casi pasa en la peli se lo hace Besson al espectador.

A esto se le llama derrotar por K.O. al público y lo demás son tonterías.

Es una pena que la penúltima película que veremos de Paul Walker, sea un trabajo tan perezoso, un mal guión que Luc Besson ha conseguido colarnos dos veces y que no se ha esforzado en mejorar en esta segunda versión, en la que sólo toca un par de detalles menores (un malo cutremente refinado y una hermana que en el remake se convierte en interés amoroso). Aspita en la cara para Besson, el jeta.

Como nota positiva un par de apuntes. La secuencia inicial es realmente sorprendente y si uno va con amigos, en modo orco de Moria, y la disfruta como un despropósito divertido, sacando punta a cada detalle tonto, puede ser un acierto para echar una tarde tontorrona. Cualquier otra esperanza ante este trabajo es pedir peras al olmo.


Camille Delamarre | Luc Besson, Bibi Naceri | Paul Walker, David Belle, RZA, Gouchy Boy, Catalina Denis, Ayisha Issa, Carlo Rota, Andreas Apergis, Richard Zeman, Robert Maillet, Bruce Ramsay, Frank Fontaine | Luc Besson, Claude Léger, Jonathan Vanger | Matt Álvarez, Henri Deneubourg, Romuald Draut, Ryan Kavanaugh, Tucker Tooley | Marc Bell, Trevor Morris | Christophe Collette | Carlo Rizzo, Arthur Tarnowski | Jean-Andre Carriere | Brick Mansions Productions Inc, Canal +, Cine +, Europacorp, D8 | Avalon |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Txema Ballano

    oye pues me ha gustado el clip jajajajajajaj. Si fuese con mucha sangre y un pelín más detalladas las muertes, me metía de cabeza.
    Si te pones, ponte bien, no te quedes a medias. Es lo que les habría dicho si fuese el productor.

  • Bsk Pwr

    Por eso lo digo ¿a que no hay huevos de hacerla? eh? eh?

  • Waltereborn

    Yo tengo que reconocer que las dos pelis originales de “Distrito 13” me divirtieron bastante. Pero claro, las francesas contaban con la presencia de Cyril Raffaelli que junto a David Belle conseguía unas escenas muy espectaculares.

    Aquí dejo un vídeo de Raffaelli como muestra de sus habilidades:

    https://www.youtube.com/watch?v=QRMp-BwHAAQ

  • JDPM

    La de Hercules es mala de cojones.

  • Bsk Pwr

    Y por que hacer una critica de esto teniendo pendiente la de Hercules, eh? eh?

  • https://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Totalmente de acuerdo. Aunque también es cierto que esta película no es El Arbol de la Vida ni nada que se asemeje a una peli con una mínima ambición. Todo lo contrario, es una peli de echar el rato en el mejor de los casos y la única ambición es la de Besson sacando dinero de nuestro bolsillo.

    Quizás se me haya atravesado en exceso, no lo voy a negar, pero es que recuerdo pocas películas donde el creador y promotor, en este caso Besson, que produce y escribe, estuviese tocándose la chorra de una forma tan exagerada. Aquí no se puede achacar los defectos de la película al conflicto entre productor y guionista porque Besson es uno de los pocos tipos del mundo que compagina ambas facetas. Hace mucho, de hecho, que Besson decidió relegar su faceta de director con ciertas inquietudes a un segundo plano y lleva al menos 15 años ejerciendo de productor y guionista puramente comercial. No tengo nada en contra de ello salvo en casos como éste, donde el rasero con el guión baja al mínimo y encima te cuela por enésima vez un rollo social facilon intentando darle a la peli una suerte de buen fondo que pueda disculparle su verdadera naturaleza.

    Juro que con otras pelis de este tipo como Yamakasi no tengo tantos problemas, me parecen más inocentonas y para un público infantil. Otras como Venganza o Danny the Dog me molan bastante, pero aquí su cerebro se cogió vacaciones largas. Si encima se casca un remake de semejante castaña, cabrea un poco, la verdad.

  • http://www.twitter.com/isnotanexit Johnny_Marr

    Ponle una “R” a Besson y será Kieslowski el que sobre. xD

  • Waltereborn

    Ok tío. Entiendo lo que quieres decir y es cierto que a veces uno tiene que contribuir con cierta predisposición para que la experiencia de ver una determinada película sea disfrutable. No obstante también creo que es un punto de vista bastante subjetivo, ya que lo que para unas personas puede resultar absurdo, a otras les puede parecer todo lo contrario. Yo mismo he comprobado en más de una ocasión como los gilipollas de turno empezaban a hacer coñas y comentarios en alto en películas que a mi parecer no se prestaban a ello en absoluto. Por poner un ejemplo, en “El árbol de la vida” coincidí con un grupo de personas que se tomó a coña la película y se carcajeaba cada dos por tres. Lo que quiero decir con esto es que, independientemente de lo ridícula que nos pueda parecer una película, siempre hay que tener en cuenta que para otra persona puede tener otra dimensión. Esto lo digo en el contexto de la sala de cine, donde se comparte espacio con otras personas. Evidentemente en el salón de casa, cada uno está en su derecho de hacer lo que le salga de los cojones y pasarlo en grande con los colegas echándose unas risas.

    Entiendo lo quieres decir, simplemente pensaba que por la forma en la que estaba expresado, podía entenderse de una determinada manera.

    Un abrazo.

  • panconpan

    El gif de Paco Porras es adictivo. Por lo que decís, casi mejor que la peli.

  • https://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    No me refería a ir a molestar a la sala, me he expresado mal. Me refiero a ir sabiendo que, como la peli no tiene sentido alguno y todo su mensaje social es una forma barata de adornar una historia pésima, la única forma de disfrutar esto es de risas y entre amigos. No me refiero a hablar alto o joder a nadie, pero te aseguro que si alguien se ríe en determinadas escenas dudo mucho que un expectador esté tan inmerso en la experiencia fílmica como para sentirse molesto. Aquí, por desgracia, lo único que revienta la peli es la propia peli, y me temo que la mayoría de la gente se va a sentir bastante estafada si va con la idea de ver “una de acción”, porque salvo la primera escena, que sí mola, el resto es muy rutinario y, como digo, un sinsentido absurdo que te zancadilla todo el rato. Es mejor ir tomándote esto a coña y disfrutarlo de esa manera, que en mi opinión es la única posible.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast