Críticas

Cómo entrenar a tu dragón 2

Por Doctor Diablo (@doc_diablo)

Una confesión; no me cuento entre el mayoritario grupo de maravillados con la primera parte de CEATD. Sí quede impresionado por el paso de gigante que había dado Dreamworks en cuanto a la calidad/detalle de la animación, me parecieron muy vistosas sus escenas aéreas y me hizo pasar un rato muy simpático, sin más. Para nada entendí las críticas hiperbólicas que la ponían a la altura de los grandes Pixars o las joyas de Studio Ghibli. Y teniendo en cuenta que su competidora en el 2010 era Toy Story 3, que me parece una obra maestra del cine de animación, y muy posiblemente la mejor tercera parte de la historia del cine, codo a codo con La Última Cruzada, CEATD cayó bastante rápido en el olvido en mi archivo cinéfago.

© Dreamworks Animation Studios

© Dreamworks Animation Studios

De hecho, lo que recuerdo de ella es lo que he escrito en el primer párrafo, con los contras de que la parte “graciosa” no me hizo mucha gracia y la historia me pareció bien trabajada con respecto a la mayoría de productos de animación menores, pero ni muchísimo menos con el calado emocional ni el refinamiento en la creación de personajes de Up, El viaje de Chihiro, Ratatouille o La princesa Mononoke.

En realidad, si entré a ver esta segunda parte fue porque 22 Jump Street no se ha estrenado en V.O en Barcelona y pq he decidido limitar el concepto “veo una puta patraña de peli sólo por lo rica que está la niña” a una sóla actriz, para poder seguir sintiendo algún (mínimo) respeto por mí mismo. (Sorry, Scarlett, pero Eva Green ha resultado la seleccionada) Y debo decir que Dreamworks y el director/guionista Dean Deblois, autor de esa estupenda ida de olla que es Lilo & Stitch, me han pegado un gustosísimo “¡Zas, en toda la boca¡”: No sólo CEATD2 es una estupenda película, sino que construye sobre su predecesora y los temas que la sobrevolaban, constituyéndose en una auténtica continuación del relato y no en una repetición adornada, cosa difícil de encontrar en las secuelas del cine de animación.

La acción nos sitúa unos cinco años después de terminar la primera parte, con la isla de Perk disfrutando de la pacífica convivencia con los dragones y el montón de ventajas prácticas, y muy ocurrentes, que ha traído consigo. Hiccup (Jay Baruchel) recién ha sido designado por su padre (Gerard Butler) para ocupar el puesto de jefe, pero algo en su interior le dice que no está destinado a ello, y se pasa los días viajando con Toothless, intentando dibujar un mapa que amplíe los limitados horizontes por los que se siente encajonado. El descubrimiento de un personaje de su pasado al que se creía muerto, junto a la aparición de un antagonista, muy carismático y realmente amenazador, que bajo la premisa de liberar al mundo del peligro de los lanzafuego, pretende es dominarlo mediante un ejército de dragones esclavizados, pondrá en marcha el clásico viaje del héroe.

Para suerte del espectador, igual de cuidadas resultan las dos facetas de dicho viaje. El viaje físico está plagado de momentos épicos y de escenas que quitan el resuello. En este sentido, Dreamworks sube el ante en cuanto a espectáculo, en todo lo visto hasta ahora en animación occidental. Quizás he visto escenas de batalla/aventura a esa escala en algunos OVAS, pero no recuerdo ninguna con un nivel tan pasmoso de perfección técnica; pero además CEATD2 resulta convincente y emotiva en la parte interna del viaje de autodescubrimiento y afirmación de la propia identidad de Hiccup y la consolidación de su amistad con Toothless más allá de cualquier duda.


CEATD2 es una magnífica película de ritmo impecable, con una escala enorme pero con un gran mimo por los pequeños detalles y que te emociona, entretiene y te tiene en vilo a partes iguales.


Los gags están bastante bien afinados, la estoica oveja negra y una tronchante “cuadrángulo amoroso” se llevan la palma en este aspecto, pero no son muchos y siempre van en el asiento de atrás. Lo que personalmente me ha ganado de la película es respeto que le demuestra a su público objetivo, tomándose en serio lo que cuenta, y siendo capaz de provocar todo tipo de emociones, incluido el miedo, en el espectador infantil. Hoy en día, existe una especie de “sanitarización” según la cual no se debe salir de unas zonas de seguridad. De hecho algunas críticas americanas recomiendan no ir a verla con niños, lo que está afectando a su taquilla. Hace 100 años los críos leían “La Isla del Tesoro” y no les pasaba nada, (y la de burradas que llegan a pasar ahí son…) y hace veinte, la escena de la muerte de Mufasa y el acoso de las hienas a Simba eran una patada en los huevos importante. Es decir, los niños no son idiotas y pueden manejar ciertas cosas, y sufrir en determinados momentos de una historia, emocionarse o incluso pasar un poco de miedo, es BIEN.

Y precisamente, de aquí deriva mi única queja sobre CEATD2. Cuando faltan 15 minutos para terminar la peli, nuestro héroe ha aprendido todo lo que tenía que aprender, y lo ha aprendido a hostias. El viaje iniciático ha terminado y si cierran la peli ahí, aparte de sufrir un poco por si Lucas (Disney) les acusa de plagio, puesto que es un calco estructural, mano/pata mecánica incluida, de El imperio contraataca habrían hecho algo enorme. Pero entonces, la peli recuerda que es de dibus y te hace El Retorno del Jedi en los 15 minutos que quedan.

Es una queja tonta, porque la peli no puede y no debe (salvo que quiera mandar millones de niños al psicólogo de cabeza) terminar en esa escena, pero desde el punto de vista del espectador joven y adulto habría sido absolutamente orgánico, ajustado y jodidamente maravilloso, a la par que habría sentado la base para una tercera parte de proporciones tan épicas que se me eriza el vello con solo pensarlo. Sólo espero que la ya casi segura CEATD3, me proporcione otro gustoso “ZAS”, proponiendo un desarrollo tan bueno o mejor que ése.

No os la perdáis, y si tenéis niños, ¡llevadlos, hostias!

(PD: Podéis poner vuestra tercera entrega favorita de una trilogía en los comentarios)


Jay Baruchel, Gerard Butler, Cate Blanchett, Craig Ferguson, Kit Harington, Djimon Hounsou, America Ferrara | Dean DeBlois | Dean DeBlois, basado en la serie de libros de Cresida Cowell | John Powell | John K. Carr | Kendra Haaland, Roy Lee, Bonnie Arnold, Michael A. Connolly | Dean DeBlois, Chris Sanders, DreamWorks Animation, Mad Hatter Entertainment | Dreamwork Animation Studios, Mad Hatter Entertainment | Hispano Foxfilm |
  • Leto83

    Sí claro. “Como entrenar…” es mejor (mucho) que “Cars”, “Enredados” o “Rompe Ralph” (yéndonos también a Disney), pero ha habido voces que la han puesto en la misma liga que “Up”, “Ratatouille” o “Toy Story 3” y yo creo que eso es exagerar. Donde ya no estoy taaan tan seguro es con “Brave”. Hace un año te hubiese dado la razón, pero la vi por segunda vez hace unos meses y mejoró mucho mi perspectiva hacia ella. Aún así, diría que ahí andan ambas, o que el dragoncete está un peldaño por encima de la historia de Mérida, pero ya te digo, ahí ahí.

    Hablando de Ghibli, lo cierto es que Pixar y ellos son los dos estudios que han partido la pana en cuanto a animación (en general) las últimas décadas, así que la comparación tampoco es tan descabellada. Otra cosa es estilo y demás zarandajas, pero ya solo por estar en el olimpo se puede caer en la comparación/puntualización.

  • Dawolf_7

    Mmm a mi no me gusto. Tecnicamente y tal esta muy bien, pero le veo varios puntos negativos… SPOILERS

    – Lo de que la madre le abandone por cuidar de los dragones…
    – Es un personaje que empieza siendo la hostia y termina en nada.
    – Despues de 20 años se encuentra con el padre y ya esta, vuelven a ser una familia. No se, el conflicto no debia ser tanto entonces…
    – El malo controla al alfa por… alguna razón?
    – No me gusto nada la muerte del padre. Una cosa es que skar urda un plan para acabar con mufasa y le mate… pero lo de la peli me parecio demasiado cruel.
    – Se sobreentiende que desdentao se convierte en alfa al final… también puede controlar mentalmente a los demás dragones o como es buentipodragon eso queda descartado… el alfa bueno del principio tampoco se ve que controle mentalmente a ningún dragón… el detalle de que el malo si lo hiciera de repente…

    no se, mi chirriaron muchas cosas…

    Sin embargo la primera me encanto.

  • George Kaplan

    Como punto negativo (gordo) me pareció que la historia era bastante previsible, giros dramáticos incluidos, y bastante forzada en su resolución.

    Pero la calidad de diseño de personajes, animación gestual, las escenas de acción, calidad de diálogos, etc, es nivel PIxar del bueno.

    Y estoy de acuerdo con Doc Diablo, la primera es también estupenda, pero hay un salto más arriba para llegar a las más grandes de Pixar.

  • JJ – Diaz

    En cuanto al tema de la mamá, pues ya ves que en la vida real hay muchas que abandonan a sus hijos con argumentos peores y mucho mas duros. Creo que la la figura del padre aqui se retrata de una manera positiva muy pocas veces vista en cine, otro cojón mas para la película, que la verdad me parace genial y arriesgado para estos tiempos que corren.

    La madre es una loca aventurera e irresponsable, sin más.

  • JJ – Diaz

    Es correcto, al dragón le han puesto Chimuelo por estos lados de Latinoamérica.

  • Jezúh Díaz

    SPOILER DE LA HOSTIA: ¡¡¡EL MEJOR AMIGO DEL PROTAGONISTA SE CARGA A SU PADRE!!! Ya son ganas de decir que no hay huevos.

  • Jezúh Díaz

    Qué difícil lo tenía compitiendo contra La Red Social, 127 horas y hasta Inception, aunque Powell se merece un oscar con su cara por tremenda obra de arte.

  • Jezúh Díaz

    Pocas veces he estado tan de acuerdo con el AMPAS como cuando nominaron a Toy Story 3 a Mejor Película. Del año. Y punto. Además de en la categoría de animación, claro.

  • Jezúh Díaz

    No llega, como tú bien has dicho, a las obras maestras de Pixar. Pero hay que recordar que ésta tiene sus pelis más “normalicas” y el dragoncete le mea en la cara a Cars, Brave y me atrevo a decir Toy Story 2 incluso. Así que sí, ésta ha supuesto un salto en la filmografía de Dreamworks.

    Ahora, y poniéndonos tontos con la crítica, meter las obras de Ghibli en el mismo saco que las producciones de Pixar chirría y mucho. Miyazaki debe estar retorciéndose del dolor en su retiro.

  • Jezúh Díaz

    Uyuyuyúi, no me molesta ni mucho menos, hombre. Ni pretendía ser purista ni desmerecer la crítica por usar los nombres en VO (versión que recomiendo encarecidamente) pero se le ha cogido cariño al nombre que le han puesto por tierras españolas (que creo que es Chimuelo por algunos países sudamericanos, por cierto) y pues pretendía hacer el tonto. Saludos y menos susceptibilidad para la próxima, señor. (Una vez más de muy buen humor, eh.) (:

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast