Noticias

He aquí la Black List 2014, los mejores guiones no producidos del año

Aquí os dejamos la Black List 2014, un ranking de los mejores guiones no producidos de este año seleccionados por expertos de la industria. Dado el interés que ha incitado esta lista en los últimos años –dos de los últimos cuatro ganadores del Oscar a la Mejor Película han salido de aquí–, muchos de ellos no tardarán en ver la luz del día.

catalina

La ganadora de este año al recibir el mayor número de votos (51) ha sido Kristina Lauren Anderson, por Catalina la Grande.

Sin más dilación, helo aquí.

Página web oficial, para más información.

PD:

  • rafaelgg

    La muerte de Catalina aplastada por el caballo mientras practica el sexo con él seguro que la rueda en bullet time.

  • Alexander Bracho

    Acabas de tumbar mi inocencia.

  • Arambolo

    Si, pero es penosa…ademas como en Enrique VIII con Jonathan Rys Meyers, a esta tipa le faltaban 40 kilos encima para parecerse tan siquiera a la de verdad…

  • G. G. Lapresa

    11% y la peña sigue insistiendo en que hay igualdad.

  • yoGrandier

    Estupendo aporte.

  • fluidoramon

    Tratándose de un personaje de la Rusia Imperial, quién mejor que otro ruso experto en el destroce de películas como Tumor Bekmanbetov para dirigir el biopic de Catalina. Tal vez con ello el apelativo de “La grande” alcance todo su significado.

  • torgar

    Si, aunque como comenta Alberto E. V. existen intereses creados. Al principio se creó para dar “orden y visibilidad” a cierto proyectos que no conseguían financiación.

    Con el paso del tiempo se convirtió en un “premio” y como tal aparece el interés por ganarlo ya que se convierte en El #1 Blacklist 201X™® (es mas fácil de vender a productores que financien la peli, el guionista (puede) sacar más… y hay quien paga para que un determinado guión quede arriba)

    Copio-pego y robo comentarios de @Andrea Moss en esta web

    https://www.lashorasperdidas.com/index.php/2012/12/18/se-publica-la-black-list-2012/

    Cuando la lista se publicó por primera vez, hace años, el tal Franklin Leonard, su creador, aún podía hacernos creer que su intención era descubrir nuevos talentos y dar visibilidad a esos guiones que por una razón u otra no lograban captar la atención de los ejecutivos de Hollywood a pesar de su calidad.
    Pero después del pelotazo que dieron algunos de estos guiones al convertirse en películas nominables/ganadoras de Óscars, Leonard se dio cuenta de que
    a) el rollo este de la Black List podía hacerle ganar dinero a espuertas, MUCHO dinero, por eso este año ha establecido un sistema de puntos por el que cualquier escritor amateur puede ver su guión revisado por los lectores de la página web de The Black List a cambio de una módica cantidad (por cierto, para convertirse en lector de guiones de The Black List también hay que pagar); se supone que cuantos más puntos reciba un guión, más posibilidades hay de que atraiga la atención de los jefes de los estudios, lo cual nos lleva a…
    b) que muchos guionistas profesionales se quejen de que actualmente la Black List no es más que una herramienta de márketing de las majors para promocionar títulos que ya están en fase de desarrollo o a punto de estrenarse para generar ‘hype’ de cara a la taquilla, o para recolectar premios, c) que hay agencias y publicistas que usan a sus becarios y a sus ejecutivos juniors para tunear el sistema, apuntándose a la lista y pasando por caja, para votar en masa por los títulos que más les interesan (vamos, como los votos de Eurovisión, pero a lo bestia), y d) que en realidad The Black List no es más que otro sacacuartos que se aprovecha de la ilusión de escritores que quieren dar sus primeros pasos en el mundillo, al estilo de Trackingboard…

    Es que ya ni se molestan en disimular, en serio. Echemos un vistazo a alguno de los títulos ‘desconocidos’ de la famosa lista:

    -THE DISCIPLE PROGRAM: Actualmente en fase de preproducción tras ser adquirido por la productora de Mark Whalberg (se rumorea que también podría ser el protagonista) después de una guerra de pujas brutal a comienzos de año.

    -TRASCENDENCE: Ya sabéis, esa ‘modesta’ producción con Wally Pfister, el dire de fotografía de Christopher Nolan, haciendo su debut en la silla de director y con un actor poco conocido, Johnny Depp creo que se llama, al frente del reparto.

    -MCCARTHY: Mi favorito. No hace mucho Nikki Finke montó un escándalo en su blog porque el autor de este guión había trabajado en una ocasión como lector/interno para The Black List. Luego salió el propio Leonard a decir que sí, que era cierto lo de que trabajó como becario, pero que había obtenido tantos votos por méritos propios (el guión es alabado por todos cuantos lo han leído, y el escritor no oculta su experiencia en The Black List: está en su perfil de Linkedin). Pero vamos, que si no había nada que esconder, lo podrían haber manejado mejor anunciando esta relación laboral desde un principio sin esperar a que Deadline Hollywood les quitase la alfombra de debajo de los pies. En mi modesta opinión.

    -THE EQUALIZER: Otra apuesta arriesgada: Adaptación de serie de TV de éxito. Denzel Washington de protagonista. Nicolas “Driver” Weding-Refn como director. Directo a Sundance.

    -ALMANAC: El Chronicle del año que viene. Al menos eso es lo que espera ese mecenas del cine ‘indie’ llamado Michael Bay, que compró los derechos por unos cuantos milloncejos de nada.

    Pero no nos quedemos sólo con la lista de este año, observando los listados de años anteriores podemos reconocer los nombres de algunos guionistas primerizos que deben su éxito a la desinteresada labor evangelizadora del señor Leonard, gente como Aaron Sorkin, Josh Zetumer, Eric Roth, James Vanderbilt, el hermano de Joss Whedon… Si hacemos la prueba, veremos que los nombres reconocidos cuyos guiones terminan convertidos en películas supera con mucho a los menos conocidos que ven premiado con su estreno en cines el fruto de sus esfuerzos, luego ¿para qué carajo sirve la dichosa lista SI ESTÁN PROMOCIONANDO A GENTE QUE YA TIENE SU SITIO HECHO EN HOLLYWOOD Y VA A VER SU TRABAJO ESTRENADO EN CUESTIÓN DE MESES? Yo, ejecutivo-de-la-industria-desesperado-por-encontrar-el próximo-superéxito-que-salve-mi-puesto-de-trabajo, no pago a Franklin Leonard para que me diga que el último guión de Aaron Sorkin es la bomba, PORQUE ESO YA LO SÉ. Y lo sé porque para cuando sale la lista a finales de año ese guión ya ha pasado por las manos de medio Los Ángeles, incluidas las mías. ¡Es el puto Aaron Sorkin, Sherlock! No necesito tu jodida bola de cristal para saber que va a ser un éxito. Lo que quiero saber, y para eso debería servir The Black List, es quién será el próximo Aaron Sorkin. Por eso SÍ hay gente que está dispuesta a pagar lo que haga falta, y como el señor Leonard no es tonto hacia allá ha orientado su modelo de negocio en el último año, con el sistema de votaciones y el ‘paywall’. Pero claro, si las agencias de representantes tienen a ejércitos de becarios cliqueando a todas horas en los títulos de los guiones de sus representados, con la esperanza de que copen los primeros puestos de las listas y el ‘hype’ se traduzca en suculentas ofertas por parte de los estudios, aunque el guión se titule IKEA: The movie 3D, ya me dirás para qué voy a gastarme mis dólares todos los meses en suscribirme a tu página web… The Black List es el clásico timo fruto de la Economía 2.0: cobrar a la gente un pastón por un servicio completamente inútil, pero supuestamente ‘cool’ porque ha logrado captar a un número suficiente de incautos.

Críticas

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Twitter

Podcast