Críticas

Negociador

El éxito de Ocho Apellidos Vascos ha hecho que el nombre de Borja Cobeaga, coguionista junto a Diego San José, se asocie a la comedia de megaéxtio, al gag eficaz de alcance universal. Ésa puede ser su faceta más conocida, la que permitió hacer de Vaya Semanita un hito en la ETB y convertir el humor en la mejor baza para unir sensibilidades bien distintas. Pero Cobeaga también es el tipo de la comedia bajonera que vimos en Pagafantas, esa en la que el humor es situacional, pero no una forma de ocultar la amargura cotidiana. En Negociador vuelve a esa faceta de una forma tremendamente depurada, algo idóneo en un título que, sin querer ser una recreación realista de los acontecimientos que llevaron a el alto el fuego permanente de ETA, sí juega la baza de lo cotidianamente probable.

negociador 1

© Avalon

En la película Ramón Barea da vida a un alter ego cinematográfico de Jesús Eguiguren, mítico miembro del PSE que, como político de pura vocación y con verdadera fe en el diálogo, sólo pretende dar carpetazo a más de 30 años terrorismo en un momento idóneo para ello. No importa su reputación, no importa que el mero hecho de participar en un diálogo con ETA suponga su inmolación como político, incluso en su propio partido, lo que importa es llegar de una vez al final. Es por eso que el personaje que compone Barea es un tipo de aspecto descuidado, solitario por carácter y por obligación. Para los abertzales es un traidor a la patria, para los suyos un incómodo individuo en tiempos de “no se negocia con terroristas”. Es un desterrado de todos los bandos y, sin embargo, la persona con más voluntad por hermanarlos.

A partir de ahí Cobeaga decide dar un rodeo a los formalismos de un diálogo/negociación para centrar su atención en los detalles aledaños, en las situaciones cotidianas fuera de una mesa de reuniones. Decide bordear lo que hubiera podido ser un thriller de despachos para buscar la empatía que producen momentos donde lo político deja de tener sentido para dar paso a lo humano y el reconocimiento del otro. Es en esas situaciones donde la pose enfrentada se desmorona, y donde empieza a surgir la comedia en forma de cortejo buenroller donde un desayuno en el hotel, una sesión de jogging o unas cervezas en un bar marcan el avance de las conversaciones. Un cortejo, de hecho, es casi la representación ideal de todo: si triunfas llega la felicidad, si no, vuelves a la soledad un poco más destruido si cabe. Siempre sin olvidar lo que hay en juego, lo que puede suponer un gesto o una palabra en el momento menos indicado.

negociador 2

© Avalon

Acompaña mucho a ese tono todo el aspecto formal de una película que es pausada, gris, austera y a la vez elegante. Una puesta en escena que destaca lo cautivo y minúsculo de un momento clave en la historia reciente de nuestro país. Una película que desprende esperanza, la de aquel momento y la actual, pero sin caer en una ingenuidad que en algún momento el propio protagonista se reprocha. Aún quedan pasos por dar y cierta incertidumbre que siempre sobrevuela un problema de este tipo. Pero hemos mejorado notablemente, el aire está más limpio y el sol brilla un poco más.

Quizás lo que mejor encierre la esencia de la película sea su inicio y su desenlace. Situaciones casi idénticas en un bar de menú de toda la vida, donde un detalle tan tonto como una mirada y un saludo definen el cambio en la salud política de un país y una región de forma impecable. Un detalle casi tan sutil y a la vez importante como que hoy día se pueda hacer una película como ésta.


Borja Cobeaga | Borja Cobeaga | Ramón Barea, Josean Bengoetxea, Melina Matthews, Carlos Areces, Óscar Ladoire, Jons Pappila, Raúl Arévalo, Secun de la Rosa, Santi Ugalde, Alejandro Tejería, María Cruickshank, Julie Dacquin | Nahikari Ipiña | Borja Cobeaga, Nahikari Ipiña | Jon D. Domínguez | Carolina Martínez Urbina | Lierni Izaguirre | Sayaka Producciones Audiovisuales | Avalon |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • George Kaplan

    Tengo interés en saber cómo se las apañan para hacer coña sobre este tema sin liarla parda, así que esta peli tiene que caer.

  • Mr_Joe_fucking_Perry

    Le pregunte al propio director por el fichaje de Areces y me dijo que siempre le había visto una vena malvada al chanante y con razón.

  • https://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Areces me sorprendió mucho. Su personaje está inspirado en Thierry, que fue el que organizó el atentado de la T4 en Barajas y posteriores, al menos oficialmente. Un tipo que daba auténtico miedo. Las imágenes de su detención en 2008 acojonan y da miedo pensar que siga quedando gente así en la banda. Ver el recibimiento de su féretro en el aeropuerto de Sondika da pavor porque ves que aún quedan personas que apoyan la lucha armada, aunque ya sean pocas.

  • https://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Esa y la de traducir Euskal Herría y Pueblo Vasco al mediador de las conversaciones.

  • Manuel Monteagudo Lopez

    Yo también tuve la oportunidad de verla y coincido muchísimo contigo jAVI

    Eso si, la escena que me pareció GRANDIOSA (SPOILER) es la de la prostituta…un análisis de España que es toda una declaración de intenciones.

  • Carnivex

    Hay críticas que me gusta leer después de ver la película si se trata de una que caerá fijo. Y hay críticas que las leo antes por desconocimiento de la peli o por dudas. Con ésta tenía dudas, ahora aclaradas. La veré. Gran crítica.

  • JDPM

    Gran crítica Javi, ya la tenia en la lista de películas para ver en las 2 próximas semanas y después de leer la crítica aun tengo más ganas de verla.

  • Agustin Lara

    Peli interesante, la pude ver en el pasado SEFF, complicada a primeras de ver por su temática, tiene su merito hacer humor de algo así. Tiene momentos muy divertidos, como lo del teléfono móvil o lo de una frase de una peli que ve el protagonista. Ramon Barea borda su papel, escena a recordar y muy mal rollera todo las apariciones de Carlos Areces que de verdad acojona con su personaje. El único que no me convenció fue el personaje de Raul Arevalo. Por cierto mucho más adecuado el poster de ahora que el anterior que no parecía una comedia.

  • Agustin Lara

    Pues resulta que hay una escena en la que el prota tiene que explicar el tema de las negociaciones a alguien que tampoco sabe nada y termina de una forma bastante graciosa. Merece la pena darle un visionado al filme.

  • Yasiel Romero Ramirez

    Muy buena critica Javi. Yo nosoy español no ninca he estado en España y la verdad no se nada de esto temas pero tu reseña da ganas de ver la peli

Críticas

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Serenity_2019-12

Ecos de ti.

port

Ama como quieras.

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

Twitter

Podcast