Noticias

Alex Garland da carpetazo a ‘Dredd 2’

Con todo el dolor de su corazón, Alex Garland ha confirmado que Dredd 2 está muerta. El guionista de la primera entrega — y director de facto, por llamarlo de alguna forma — se ha expresado en términos más contundentes de lo que hizo a mediados de enero y ha confirmado lo que el productor Adi Shankar explicaba hace unos días en un fantástico vídeo de YouTube (que os enlazo abajo porque describe a la perfección los mecanismos de financiación de una película independiente): simplemente, no hay dinero.

“Los mecanismos básicos de financiación dicen que si haces una película que ha perdido una tonelada de dinero, no vas a tener secuela. Eso es básicamente lo que ha sucedido”, explicó Garland a Io9 durante la promoción de Ex Machina. Jamás había leído en esos términos sobre el resultado comercial del film, si os digo la verdad. Tenía conocimiento de que la película había tenido cierto éxito en el mercado doméstico y que sus ventas internacionales habían cubierto una considerable parte del presupuesto. Pero nunca había leído que fuera un fracaso tan rotundo.

“Entiendo y aprecio el apoyo que la película ha tenido, así como las campañas que se han iniciado a su favor, en todos los aspectos menos en uno: que nadie compre copias del DVD para potenciar las ventas. Quedáos con vuestro dinero. La gente que toma las decisiones es mucho más fría y dura. Los gráficos que leen no se ven en lo más mínimo afectados por ello”, ha lamentado.

Y en el (cada vez más y más y más) hipotético escenario de una segunda parte… “ni la voy a hacer yo ni el equipo de gente que ha trabajado en la anterior película. Será otro grupo de personas. Buena suerte para ellos. Espero que hagan un trabajo mejor que el que nosotros hicimos”.

Io9

VIDEO MEMORABLE DEL DÍA: Adi Shankar explica el procedimiento de financiación de una película independiente. La fórmula es muy sencilla: si el presupuesto de la película es mayor que la suma de su valor de distribución nacional, su valor de distribución internacional –ambos alimentados con la presencia de GRANDES nombres — y la cantidad de subsidio que recibe el filme, la película NO SE HACE.

  • MrBlogger

    Como en todos lados, hay padrinos, gente con mucho mérito, aprovechados, etc.

  • SkullBoy

    Supongo que entra dentro de lo posible. De todas formas, quiero pensar que los escritores son -dentro de este negocio- la gente “con más luces”. Si publicar una novela es jodido, no te digo ya conseguir ser superventas internacional. Llegado a ese punto yo creo que es el escritor quien tiene la sartén por el mango (hablamos de gente que vende millones, tanto en libros como en dólares). No debería ser fácil darles gato por liebre.

  • MrBlogger

    Muchos positivos a eso.

    Claro que cuando llegan con un maletín cargado bajo el brazo a visitarte, muchas veces caes en la tentación. O no estás preparado para afrontar las artimañanas legales que te tiendan. O no vendes lo que crees que estás vendiendo, o cobrando lo que crees que estás cobrando, que también se ha dado el caso (y terminan repartiéndose los derechos de mala manera, o pagándote en “futuribles” o en condiciones muy por debajo de las que en un principio pensabas). O en el caso de los estudios, delegando en la gente incorrecta (muchas apuestas por gente nueva -por tener a tus pesos pesados o gente de confianza ya liados con otras cosas o sin interés en el proyecto- o por tipos de segunda o tercera fila sin verdadero talento o implicación más allá de sobrevivir otro par de años)

  • SkullBoy

    De acuerdo en eso. No me las conozco todas, no obstante, pero sí sé que mucho seguidor de este tipo de sagas está bastante contento con los resultados generales (ya hemos mencionado algunos títulos), aunque haya también mucha morralla.
    Si quieres mi opinión, el principal responsable del éxito (o estropicio) final es el autor/autora del libro. No está obligado a vender los derechos, y es muy libre -si finalmente decide hacerlo- de forzar la inclusión en el contrato de una cláusula que le permita vetar nombres.
    Me explico: a J.K.Rowling primero le ofrecieron adaptar el primer libro de Harry Potter trasladando la acción a los EE.UU. y… suficiente! dijo ella, no me cuente más, y punto.
    Hay que ser consciente de en qué manos dejas tu obra literaria (tu criatura). No es lo mismo cederle los derechos a Disney o a New Line o a… que a la Fox. Si los pones en manos de alguien que sólo pretende la pasta por la pasta, con un producto mainstream sin personalidad, luego no puedes quejarte del resultado.

  • MrBlogger

    Ya, pero es un nicho de películas diferente. Películas de testosterona y tollinas son algo que viene desde siempre y que siempre vende. La gente que ve esas pelis se la pela el argumento, las actuaciones, los fx y así casi con todo. Lo que esperan es algo que le entretenga y le mantenga enganchado a base de hostias y escenas medianamente memorables los 90 minutos que dure la peli. Para esta gente, un actor ya vende una entrada porque sabe qué esperar de él.

    Ahora, las pelis juveniles si tienen un mínimo de expectativas detrás, hay libros que han despertado la imaginación del lector, hay una exigencia, cuando tu ves que los tratan mal, que no respetan lo que has leído ya pasas de ir a ver las pelis (quizá te pillen la primera, eso si). El problema es que los actores, directores y demás de este tipo de pelis (y si me apuras los guionistas, por no hablar de los productores, que todo se la pelará) ni se han leído los libros (o si lo han hecho, están tan influenciados por la dirección o el guión que se ven anulados), así es complicado un mínimo de implicación con el producto.

  • SkullBoy

    Bueno, pero eso no es de ahora (ni de las adaptaciones YA). Son cine palomitero con un target de público muy concreto, que sabe lo que va a ver porque ya conoce el libro. Bastaría con que las hicieran con un mínimo de profesionalidad (y yo creo que eso es así en un 75% de los casos).
    Me parece injusto pedirles más que, por ejemplo, a las pelis de acción destinadas a un público masculino en la treintena. La gente devora truños con Liam Neeson, Bruce Willis o Nicholas Cage con muchísimo menos espíritu crítico del que se aplica al cine juvenil de fantasía o ci-fi. Ya digo que me parece que no se está usando la misma vara de medir para todos los (sub)géneros.

  • MrBlogger

    Cuando hay una franquicia con éxito se siguen sacando partes hasta que el público se harta. Han sacado tres, el público posiblemente se estaba hartando desde la 2.

    Sobre los libros de YA, estoy de acuerdo en que los problemas en taquilla se deben en parte a que quieren sacar pelis como churros y no cuídan aquello que hace las pelis digeribles para la gente. ¿Por qué? porque esperan que sea un éxito antes de poner más pasta para las siguientes, porque no apuestan de verdad por ellas, buscan un éxito rápido y no un éxito duradero.

  • SkullBoy

    Crepúsculo fue aderezada con escenas de acción en su adaptación cinematográfica precisamente para ampliar su ratio de públicos (el libro no tenía tanta acción).
    Cazadores de Sombras pinchó, efectivamente, pero (según dicen) fue porque se adaptó pésimamente, eliminando personajes icónicos del libro. Y aún así, va a tener una segunda oportunidad en formato de serie TV.
    Narnia ha terminado siendo una trilogía, lo que está lejos de considerarse un fracaso (un fracaso fue, por ejemplo, La Brújula Dorada).
    Las adaptaciones de libros para YA (Young Adults, así las llaman los yanquis) están funcionando como un auténtico subgénero de éxito para los estudios. Hay fracasos, claro, pero como en el caso del Séptimo Hijo suele deberse a equivocadísimas decisiones de guión (convertir a un protagonista de doce años en un veinteañero, por ejemplo).

Críticas

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Twitter

Podcast