Noticias

Los problemas de Warner para crear su Universo Cinematográfico DC al descubierto

Con la llegada de Vengadores: La era de Ultrón a los cines, Disney sigue afianzando la marca Marvel con 10 películas a sus espaldas y más de 7000 millones en taquilla, además de gozar de la aprobación de crítica y público. Todos los estudios de Hollywood quieren imitar su modelo de negocio para conseguir una parte de esa preciada magia, con Warner Bros como principal rival directo en forma de adaptaciones de los cómics de la editorial DC.

El primer paso en la estrategia de Warner ha sido relanzar el personaje de Superman mediante El hombre de acero de Zack Snyder, a la que se sumarán el año que viene Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia (también de Snyder) y Suicide Squad (David Ayer); con Wonder Woman (Patty Jenkins) y la primera entrega de La Liga de la Justicia (nuevamente de Snyder) en 2017; The Flash y Aquaman en 2018; Shazam y la segunda entrega de La Liga de la Justicia en 2019 y las aventuras de Cyborg y Green Lantern en 2020.

BatmanVSuperman

© Warner Bros.

The Hollywood Reporter publicó hace unos días un artículo en el que analizan los quebraderos de cabeza de Warner para poner en marcha este plan y varios analistas de Hollywood se preguntan si podrán conseguirlo de una manera creativa y económicamente exitosa. En palabras de Michael Nathanson, líder en materia de análisis en medios de comunicación en una de las firmas más prestigiosas de Estados Unidos, nadie duda del valor de la propiedad intelectual que supone DC Comics, pero “todo se reduce a una cuestión de ejecución”.

El primer bache que tiene que sortear Warner es definir una línea creativa. Al contrario que en Marvel, donde ya tienen establecido un estilo narrativo y todas sus películas funcionan como una máquina bien engrasada, las producciones de DC todavía se encuentran en una fase de experimentación, con pruebas de ensayo y error; lo cual lleva a muchos a preguntarse si no se habrán apresurado más de la cuenta en anunciar toda su plantilla de superhéroes antes de tener las reglas de su universo establecidas.

Un ejemplo de esto lo tenemos en su actitud a la hora de encargar guiones: en lugar de acudir a un guionista y darle unas reglas definidas para adaptar un personaje o colocar a dos escritores para que colaboren en un tratamiento, el modelo de Warner consiste en contratar a varios guionistas diferentes y que cada uno de ellos haga un guión independiente, para después seleccionar el mejor de todos. En el caso de Wonder Woman, han tenido hasta cinco guionistas trabajando en ella, cada uno con un enfoque distinto compitiendo contra el resto y sabiendo que, al final, uno de ellos iba a salir adelante y el trabajo de los otros cuatro se iba a desechar. La tarea de prueba encargada a los cinco fue confeccionar el primer acto de la película y, una vez vistos los resultados, la lista de guionistas se redujo a dos: Jason Fuchs (responsable de la nueva película de Peter Pan para el estudio, dirigida por Joe Wright) y otro nombre que han preferido no revelar. Una fuente cercana al estudio define este proceso con los guiones de Wonder Woman como “tirar mierda contra la pared para ver qué se queda pegado”.

© Warner Bros.

© Warner Bros.

Es una actitud inteligente a nivel empresarial, ya que a Warner le permite ahorrar tiempo para acelerar sus planes de desarrollo, teniendo cinco guiones en lugar de uno para elegir, pero perniciosa a nivel creativo, castigando el trabajo de varios de sus trabajadores. En el caso de Aquaman son tres los guionistas trabajando: Will Beall (Gangster Squad), Jeff Nichols (Take Shelter, Mud) y Kurt Johnstad (300). El estudio le indicó unas ideas preliminares a uno de ellos, pero pasado un tiempo le dijo que las reglas de su universo habían cambiado y todo su trabajo se iba a desechar; y en el caso de Johnstad, lleva meses parado, esperando a que Warner defina su visión para poder seguir trabajando. “No han tenido consideración sobre su mundo, cómo encaja cada personaje en él y como aprovechar el tiempo de los guionistas dándoles una dirección. Obviamente, en Marvel son muy buenos con eso”, asegura un representante con conocimiento de la situación.

Antes de que la prueba de cinco guionistas se llevase a cabo con Wonder Woman, una de las fuentes asegura que tantearon a Kelly Marcel (Cincuenta sombras de Grey, Saving Mr. Banks) para encargarse del guión, aunque nunca fue oficialmente contratada. Parece que decidió no seguir adelante en vista del número de personas implicadas en la película y en su choque con la directora Michelle MacLaren (Breaking Bad), cuya visión era contraria a la de la guionista. Meses después conocimos la salida también de MacLaren del proyecto, alegando diferencias creativas con la gente de Warner, para ser reemplazada por Patty Jenkins (Monster), quien irónicamente, también sufrió esas diferencias creativas en su paso por Marvel mientras desarrollaba Thor: El mundo oscuro. Devin Faraci en Badass Digest (ahora renombrada a Birth.Movies.Death) aseguraba que las diferencias de planteamiento entre MacLaren y el estudio eran irreconciliables y no se pusieron de acuerdo en nada, desde el uso de un tigre mascota/compañero de aventuras para Diana hasta el periodo histórico donde se ambienta (uno de los guiones se desarrolla en la Primera Guerra Mundial y otro en la Guerra de Crimea). Según Variety, las diferencias iban más allá de unas simples dualidades argumentales, con MacLaren apostando por realizar “una película épica de orígenes en la línea de Braveheart” y Warner decantándose por un enfoque más minimalista centrado en los personajes y no en la acción, desconfiando de las habilidades de la directora, hasta ahora novata en el mundo del cine, aunque con amplia experiencia en series como Breaking Bad, The Walking Dead o Juego de Tronos. Un curioso caso de mundo al revés respecto a otros blockbusters.

Wonder-Woman

© Warner Bros.

Volviendo al informe de THR, una de las fuentes del estudio reconoce que este modelo que están siguiendo con sus guiones es “poco ortodoxo” pero lo justifica diciendo que la apuesta de Warner es una estrategia “impulsada por cineastas”, en contraste a la forma de realizar las cosas en Marvel, donde su línea creativa está gobernada por el productor Kevin Feige, quien contrata otros realizadores para que ejecuten su visión.

Sin un equivalente a Feige como mente creativa visible dirigiendo el Universo DC, Warner ha tenido que optar por dejar en manos de Zack Snyder la configuración de los parámetros que seguirán sus películas DC, tras su experiencia dirigiendo El hombre de acero. El pasado mes de octubre, el director de 300 y Watchmen presentó su visión para Batman v Superman en la cena de gala antes de la conferencia en la que la compañía anunció sus planes, dejando “muy impresionados” a los analistas, por lo que tienen plena confianza en lo que está haciendo en una película decisiva que establecerá, no solo el tono, sino también la introducción visual de multitud de personajes que continuarán sus aventuras en sucesivas entregas en solitario.

La era de Christopher Nolan y su trilogía de El caballero oscuro ha quedado atrás, por cierto, con el director inglés dejando de estar involucrado en nada de DC, más allá de un crédito simbólico como productor ejecutivo en Batman v Superman. El problema con Snyder es que su trabajo en la película conjunta de ambos héroes le ha comido mucho tiempo, así que tampoco puede ejercer como padrino todo lo que debería. Según una de las fuentes de Marvel consultadas: “Esto no es algo que le puedas dar a un simple director; tienes que depositarlo en manos de alguien con un conocimiento institucional de estos personajes”.

Zack-Snyder-Superman

© Warner Bros.

Lo que tiene Warner ahora mismo para suplir su carencia jerárquica es una especie de conglomerado/junta creativa de productores para la toma de decisiones. Zack Snyder es una de las piezas clave, junto a su mujer, la también productora Deborah Snyder, el productor Charles Roven (trilogía de El caballero oscuro y El hombre de acero), Greg Silverman (presidente de desarrollo creativo y producción mundial en WB), el vicepresidente ejecutivo Jon Berg, la presidenta de DC Diane Nelson y Geoff Johns, jefe creativo en DC.

Como ventaja a la inexistencia de un único hombre al mando de todo, Warner está dando manga ancha a sus directores para las películas individuales, según esa nombrada estrategia, otorgando, según cuentan, a David Ayer un “amplio control creativo” en el desarrollo de Suicide Squad, su cinta protagonizada por supervillanos al estilo de Doce del patíbulo. Esto se puede apreciar viendo el material promocional que nos han mostrado hasta ahora, donde queda claro que estamos ante una cinta macarra, arriesgada y sucia propia del guionista de Training Day y realizador de Sabotage y Corazones de acero (Fury).

Suicide-Squad-HD

© Warner Bros.

Y esa parece que será su línea divisoria: mientras que Marvel tiene un enfoque más homogéneo, una imagen de marca establecida y reconocible caracterizada por su humor y color; DC lo intentará contrarrestar apostando por realizadores ya establecidos que aporten su sello a estas películas; aunque con el riesgo de que cada uno trabaje con el material de un mundo y personajes compartidos cuyos límites están aún por definir.

Con sus más y sus menos en las decisiones creativas que están tomando, Greg Silverman se muestra confiado ante los resultados, asegurando que “estamos en el camino correcto para sacar adelante una línea de películas que harán las delicias del público en todo el mundo, gracias al esfuerzo de los numerosas y excepcionalmente talentosas personas involucradas en el éxito de este universo”.

El analista Michael Nathanson sin embargo se muestra más cauto: “En mi informe financiero para Time Warner se incluye una estimación de éxito para DC, pero diría que somos muy cautelosos con nuestro pronóstico. No le voy a dar crédito a nadie por el éxito de una película hasta que veamos el producto final”.

  • Rubén Jiménez Escudero

    Que manda huevos que se llame “la casa de las Ideas” cuando muchos de sus personajes recuerdan “sospechosamente” a los de DC…A mi ni me va ni me viene, pero, por comentarlo….

  • Rubén Jiménez Escudero

    Aunque en las series animadas si que mantiene cierta coherencia mutua. Por ejemplo, La serie animada de Superman (años noventa) compartía universo con la segunda serie animada de Batman de los noventa, llegando, incluso a aparecer ambos personajes juntos en ambas series.
    En otra de ellas, en Batman beyond, continuación (muy sui generis) de la segunda serie noventera del Caballero Oscuro se sigue manteniendo dicho universo, llegando incluso a aparecer un Superman entrado en años (un sesentón, frente a un Bruce Wayne de casi ochenta años) en esta serie.

  • Dissaor

    Muy interante leer todo esto!

  • Luis Brian Nuñez Osuna

    Tal vez si warner hiciera las películas de dc sin contenido para adulto tuviera mas éxito.

  • Pedrom Muñoz Ruiz

    ¿Es arriesgado darle a Superman el mismo tono y estilo de Batman porque es lo único que verdaderamente te reporta un éxito? ¿Más arriesgado que un mapache espacial con una metralleta…?

  • jin jack

    Dentro de muchos tiempo Nolan sera grabado en la memoria colectiva del publico, como otros grandes y Ebert sera olvidado de la memoria colectiva del publico, como los otros criticuchos, ya que solo la memoria colectiva del publico, es quienes tienen la ultima palabra.

  • quiridion

    claro, en filmaffinity el voto es restringido, no? FRotten tomatoes son criticuchos, FA es Rogert Ebert bajado de los cielos para darte la razón a ti. Ok.

  • rafaelgg

    A ver lo conocen de la misma manera que yo conozco la saga Crepúsculo, de referencias y si ven una imagen de Superman la reconocen de la misma manera que to reconozco al personaje de Pattinson, pero yo no estoy familiarizado con los mitos de la saga de la Meyer y lo mismo pasa con los niños y jóvenes de hoy. Posiblemente si le haces preguntas sobre elementos más básicos del mito de Superman: de que planeta vino, en que ciudad vive, como se llaman sus padesde….pues posiblemente te sorprenda la gran cantidad de ellos que no sepan contestarte, y respecto a los poderes también te sorprenderá la cantidad de ellos que solo conozcan la superfuerza y la capacidad de volar que son los dos que se pueden deducir de las ilustraciones sobre el personaje en merchandising que es por donde conocen el personaje la.inmensa mayoría de ellos.
    Porque más vale que os hagáis a la idea de que porque un personaje sea familiar entre.cuarentones y treintañero no quiere decir que lo sea entre adolescentes y niños, solo tenéis que ver cuanta gente de veintitantos en sus videoblogs comentan a cuenta de Fury Road que no tienen ni zorra sobre de que van las pel is anteriores y estamos hablando de Mad Max, uno de.los mitos más potentes de los 80.
    Joder pero si no hace mucho un.profesor de primaria me comentaba que sus alumnos de 8 años no conocen a Tarzan que siempre fue uno de los mitos más populares posibles.
    Y a diferencia de ti, los chavales de hoy en día de 20 años prefieren el harakiri antes que les obliguen a ver un film de Donner de 1978, venga por Dios si para ellos Gladiator es un film “viejo”

  • quiridion

    ¿De verdad crees que la juventud hoy en día no conoce a Superman? ¿Que por muy bobos que estén los chavales hoy en día no saben perfectamente qué poderes tiene, qué es la kryptonita y quién es clark kent? Macho, yo tengo 20 años y toda mi vida Superman ha estado ahí, ya fuera en las pelis de Donner, series como Smallville, animación, juguetes… Y, como muchos decían antes, sí que no tenía ni puta idea de quién eran Iron Man y Thor antes de ver las pelis. No es lo mismo ni de lejos. Me gustó Man of Steel (por fin una película en la que si se enfrentan dos tipos con el poder de dioses, muere gente y se destruyen cosas, POR FIN), pero el fracaso no se lo niega nadie.
    Y Warner va por mal camino. La única que me esperanzaba un poco era Suicide Squad, y ahora cada imagen que filtran me da más espanto…

  • SkullBoy

    Si consideras que El Abismo Negro, Dragonslayer o Tron son fracasos Disney… pues nada. Pa ti la perra gorda. Encantado de haber charlado un rato contigo, como siempre.

    La primera es un clásico.

    La segunda tiene incluso atracción en algunos Parques.

    Y Tron es el paradigma de lo que comentaba: éxito escaso en la fecha de su estreno, que con el paso de los años alcanza status de peli de culto y años después acaba generando una secuela (y otra en camino), videojuegos, cómics, figuras…

    ¿¿¿De verdad te crees que Disney ha perdido pasta con la propiedad Tron???

    Taluego…

    Y sigo:

    Príncipe de Persia: Worldwide: $336,365,676
    Aprendiz de brujo: Worldwide: $215,283,742
    Ni un centavo ha perdido Disney con esas pelis (ahí no van incluidas las ventas en DVD/BD, …por cierto, tengo ambas).

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast