Noticias

‘Marte (The Martian)’ le da a Ridley Scott un nuevo éxito sci-fi

Prometheus fue su ansiado regreso a la ciencia ficción, pero pese a lo espectacular de la propuesta y a unas cuantas buenas ideas, no podemos negar que el guión tenía un grado de locura y aleatoriedad argumental, con un tono irregular, que iba a dividir a crítica y público. Marte (The Martian) parte sin embargo de la seguridad de una buena novela como material de base y una falta de pretenciosidad trascendental que ha logrado lo que Prometheus no consiguió, darle a Ridley Scott una buena palmadita en la espalda con el género que le consagró como cineasta. Las críticas han sido estupendas (81/100 en Metacritic) y el público ha dado el respaldo total (8,5 en IMDb) a una película de la que alguna reseña destaca el inusual tono vitalista y ligero de la historia, muy poco usual en el cine de Scott, que casi siempre transita en lugares más oscuros o crueles del ser humano.

Más allá de esta novedad lo más destacado es el tercer puesto de Sicario, que partía de un estreno limitado hace dos semanas  que ahora consigue un digno tercer puesto con la ampliación de salas en las que se exhibe.

TAQUILLA USA
The Martian 55,0 Mill. $ 55,0 acum. 1 sem.
Hotel Transylvania 2 33,0 Mill. $ 90,5 acum. 2 sem.
Sicario 12,1 Mill. $ 15,1 acum. 3 sem.
The Intern 11,6 Mill. $ 36,5 acum. 2 sem.
Maze Runner: The Scorch Trials 7,7 Mill. $ 63,2 acum. 3 sem.
Black Mass 5,9 Mill. $ 52,5 acum. 3 sem.
Everest 5,5 Mill. $ 33,2 acum. 3 sem.
The Visit 4,0 Mill. $ 56,9 acum. 4 sem.
War Room 2,8 Mill. $ 60,5 acum. 6 sem.
The Perfect Guy 2,4 Mill. $ 52,6 acum. 4 sem.
Fuente: IMDb y BoxOfficeMojo.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Gr VD

    – Scott tiene películas muy divertidas, es más, se consideran comedias. Un buen año (2006) o la excelente y divertida Los impostores (2003). Otra cuestión es si fueron entendidas o no, gustaron mucho o poco en su momento, pero aquí están estas comedias rodadas por Scott.
    – Scott es un director con 78 años a sus espaldas, y es de valorar el ritmo con el que afronta sus proyectos desde que regresara a la palestra con Gladiator (2000). Tiene 23 o 24 películas y habría que considerar realmente cuales son malas, malas de verdad. Y cuando me refiero a malas es lo mismo que decir “cuando Scott no tiene ganas de rodarlo” como sucediera en Robin Hood (2010) o Exodus (2013). Ya quisieran tener muchos directores 23 películas y tener dos “malas”…y vaya, ya quisieran que fuesen tan malas como las que cito.
    – Habiendo visto todas sus películas recientemente, uno se da cuenta del impacto que tuvieron en su momento, creo que tampoco fueron entendidas por parte del público y crítica, algo al que su director está muy acostumbrado desde su fracaso (en todos los aspectos ) que fué Blade Runner (1982). Pero ahora es considerada de culto. Y Alien (1979) es lo que es gracias al paso del tiempo, sí, fué exitosa en 1979 pero mucho más con el paso de los años. Y es que el cine de Scott normalmente se adelanta a su tiempo. A su vez, es un director condenado por público y crítica, a que cada estreno de una película suya tenga que ser una obra maestra, tengan que aparecer aliens o replicantes. Siempre estará condenado por esos aspectos, y por lo tanto a su cine se le mira con lupa, no se le perdona nada. Curioso que la gente sea más permisiva con …Spielberg (por citar uno), un director que paradójicamente tiene muchas más películas “malas” algunas insufribles.
    – Scott fué diseñador de interiores, publicista…claro que su cine se aprovecha de ese aspecto, y él no lo oculta. No es un director de actores, y por eso siempre trata de contratar a los mejores para (de esta manera) preocuparse de todo los demás aspectos. Es un visualista, para mí el mejor. Ahora todo el mundo se preocupa simplemente de si la historia es buena o es mala, si el guión es bueno o malo, desmereciendo todos los demás aspectos de una película. Puedes tener una historia simple, que bien narrada podría ser una obra maestra (esa era la esencia del cine mudo, del cine de principios del siglo XX, y cine emocional como en los 70s), o bien tener una historia compleja, que mal narrada será una basura. Scott saca partido de esa vistosidad y elegancia con la que rueda sus películas. Planos, profundidad de campo, planificación…desde luego en ese aspecto es el mejor, sobre todo cuando empezó a rodar en 3d.
    – Volviendo al caso que nos ocupa, Marte, Scott rueda una película de forma honesta para/hacia el espectador. No hace florituras visuales a lo Gravity, ni tampoco pretender ser un producto pseudo-filosófico a lo Interstellar. Rueda una historia elegantemente contada, con un excelente ritmo, elegantemente contada y agradable de ver para el espectador, no pretende Scott dramatizar la historia ni tampoco pretende emocionar más de lo necesario al espectador. La gente se ha mal acostumbrado a que una película espacial tiene que ser solemne y seria, y no es así. Tenemos ejemplos como Naves misteriosas (1968) o Elegidos para la gloria (1983), incluso DarkStar (1974). Ya habría que indicar que tampoco Marte es una película demasiado divertida: es divertida porque uno se siente identificado con el personaje de Mark ya que su comportamiento es como el de una persona normal, que debe decidir si quiere quedarse parado y morir, o bien moverse para trabajar y así poder sobrevivir…la mayor parte del tiempo. Esa cotidianidad es la que nos ahce esbozar una sonrisa, o pegar alguna carcajada, pero no es una comedia. El personaje de Mat Damon hace muecas, habla solo, dice tacos, y cuando está alegre se pone música como haríamos nosotros. Es más, en ese discurso final, Scott emite un mensaje a la gente (por eso es un film realmente optimista y de “buen rollo” sin ser exagerado como pudiera ser en una pelicula de Rolad Emmerich, por ejemplo) muy directo: “no os vengáis abajo por lo que podáis estar pasando, elegid si queréis no hacer nada, o moveros para salir del atolladero, que se sale….”. Y luego además tiene algunos momentos de crítica como las escenas de las charlas de los “jefazos”.
    Es una película maravillosa, optimista sin ser exagerada, y elegante y sorprendente, rodada con clase.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast