Noticias

Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria (I)

Por Nauzet Melián (@nowseed)

Bienvenidos por segundo año consecutivo a la cobertura del Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria. Tras la maravillosa experiencia del pasado año, volvemos al festival de la isla en su decimosexta edición con muchas ganas de ser sorprendidos nuevamente con su variado y atrevido programa.

El Jurado de la Sección Oficial lo componen: Jane Weiner (Presidenta del Jurado), Kogonada (del que el festival proyecta catorce trabajos), el profesor y crítico cinematográfico Eduardo Rodríguez Merchán, la programadora del Festival Internacional de Rotterdam, Inge de Leeuw, y el director Juan Barrero.

A lo largo de los próximos 10 días intentaré abarcar el mayor número de películas y secciones posibles, así como información y noticias relevantes que se produzcan durante su celebración.

Aclarado esto, comencemos con el análisis de los primeros filmes que he podido disfrutar en el festival.

Mountains May Depart (Jia Zhangke, 2015)

Se trata del nuevo filme de Jia Zhangke, director de Naturaleza Muerta y Un Toque de Violencia (cinta por la que ganó Mejor Guión en el Festival de Cannes 2013). Mountains May Depart es un relato dividido en 3 secciones interconectadas, las cuales funcionan como microhistorias que completan el núcleo de la cinta.

Jia Zhangke distingue las 3 secciones no sólo a nivel narrativo, sino también en el terreno visual. La acción establecida en el año 1999 usa un formato 1.37: 1 (4:3), los hechos acontecidos en 2014 tienen un formato 1.85: 1 (16:9) y, finalmente, el último tramo de la película posee una proporción 2.35: 1 (scope).

Zhangke utiliza estas herramientas para imprimir profundidad narrativa al filme, ya que la amplitud del formato funciona como prisión y restricción de los protagonistas. En la primera sección de la cinta, el formato 4:3 no sólo impide una visión global a la audiencia, sino a los propios personajes, que muchas veces se ven atrapados en el plano, provocando la ausencia de espacio para el resto. El primer tercio del filme focaliza su atención en un trío amoroso, y observamos un juego visual constante, no sólo en figuras triangulares, sino en la forma que Zhangke sitúa a un personaje en la parte central del plano, dividiendo a la pareja de personajes que conformaban la escena en ese instante.

MOUNTAINS

Además, me resulta especialmente interesante el uso de la acción fuera de campo para enfatizar la opresión física y emocional del trío protagonista. En numerosas ocasiones vemos a los personajes fijando su vista en personas, objetos o lugares que permanecen fuera del plano, creando una sensación de desasosiego y confusión en el espectador, que conecta con las sensaciones que dicho personaje posee. Es un recurso que emplea Woody Allen en su filmografía a menudo para darle espontaneidad a las escenas.

El segundo tercio de la cinta supone un salto temporal que nos muestra la evolución de los protagonistas, así como las consecuencias provocadas por los eventos de la sección anterior. El plano se expande y la fotografía cobra un tono más sobrio y modernizado. Zhangke no retoma de forma convencional la historia, sino que decide prestar atención a 2 de los personajes, que funcionan como dos caras de una misma moneda, dos caminos distintos que vuelven a cruzarse por el azar. Y su naturalidad a la hora de complementar ambas historias permite fluidez en el relato y una transición coherente con los eventos precedentes.

El problema de la película es que intenta abarcar demasiado, y el segundo salto temporal no contiene la fuerza que sí tiene lo anterior. El director chino comete el mismo error que Derek Cianfrance cometió en Cruce de Caminos (2012), y fuerza la historia para introducir nuevos personajes que aporten una tercera mirada a la sociedad en la que habitan (año 2025), así como retazos de historias pasadas. La trama se siente aletargada, los conceptos introducidos me resultan innecesarios, y creo que Zhangke patina en la resolución de la historia. El plano final es hermoso, conecta directamente con el inicio del filme, y me recuerda irremediablemente a cierto filme de Bong Joon-ho (no daré pistas para no caer en el spoiler), pero el daño ya está hecho y no consigue salvar esa sección.

No obstante, Mountains May Depart me ha parecido una película muy estimulante, con 2 tercios notables que funcionan como elementos independientes pero también como fragmentos de una historia completa, y su tropiezo final no destruye las aspiraciones narrativas del cineasta. El trabajo del director así como la maravillosa interpretación de Tao Zhao (actriz fetiche del Jia Zhangke) son reclamos suficientes para darle una oportunidad a esta hermosa aunque desigual película.

Bone Tomahawk (S. Craig Zahler, 2015)

Bone Tomahawk es el debut en la dirección de Craig Zahler, que también ha realizado las funciones de guionista y compositor de la película. El filme pertenece a la sección Neo-Western, liderada y presentada por el crítico de cine Jesús Palacios.

Esta cinta destaca por su sencillez y honestidad absolutas, tanto a nivel narrativo como en aspiraciones. Zahler bebe de Centauros del Desierto y Sin Perdón para construir un relato clásico de rescate y venganza. Los eventos se suceden con calma tensa, pero siempre aprovechando cada plano para profundizar en los personajes, sus motivaciones y miedos. Las escenas enlazan con naturalidad y coherencia, y el viaje que sufren los personajes se siente auténtico y orgánico.

Una de las razones por las que he amado esta película es su desarrollo lógico de acontecimientos, así como la integridad inquebrantable de sus personajes. En un western es fácil caer en ciertos clichés, especialmente en cuanto a reacciones/decisiones de personajes. En Bone Tomahawk toda decisión viene precedida de una causa que la justifica. Y es un soplo de aire fresco que agradeces.

No voy a profundizar en aspectos específicos de la trama, pero debo mencionar y destacar la excelente mezcla de géneros que Bone Tomahawk posee. Del western más clásico saltamos al horror más crudo y violento (Zahler ha puesto sus cojones sobre la mesa), y todo aderezado con alivios cómicos (maravillosos) que ayudan a digerir la masacre de su segunda mitad.

BOME

Bone Tomahawk contiene algunas de las secuencias de acción más bestias que he visto en mi vida. El uso del sonido es clave y triunfo absoluto de la película, ya que permite enfatizar esas ráfagas de violencia y conseguir que el espectador tuerza el gesto. Creo que la familia de Las Horas Perdidas alzará su puño en el aire tras ver Bone Tomahawk. Es un epic win glorioso.

El reparto es impresionante, y el cuarteto protagonista supera las expectativas. Un aplauso para el señor Matthew Fox, que se luce en varias secuencias y demuestra que con buenos roles tiene futuro de sobra. Kurt Russell es un bad-ass del que no te olvidarás y Richard Jenkins vuelve a dar un puñetazo sobre la mesa y se come cada escena en cuanto aflojas el pistón.

Bone Tomahawk no parece una ópera prima, ya que destila calidad a raudales y un gusto cinematográfico exquisito. Ojito con Craig Zahler, que puede partir la pana en los próximos años. La película se estrena en España el próximo 11 de marzo. No os la perdáis.

Right Now, Wrong Then (Hong Sang-soo, 2015)

La sección ‘Panorama’ acoge lo nuevo de Hong Sang-soo, reconocido director surcoreano que goza de muchos seguidores a nivel internacional. Su estilo personal, así como su acercamiento a la comedia y al patetismo del ser humano le han llevado a ser comparado con cineastas de la talla de Woody Allen y Éric Rohmer.

Right Now, Wrong Then transita lugares comunes en la filmografía del cineasta surcoreano. El protagonista es un director de renombre que se interesa por una joven hermosa que conoce por casualidad en un viejo palacio. A partir de ese momento, asistimos a una extensa cita casual que profundiza en las aspiraciones y miedos de la “pareja”.

Hong Sang-soo se siente muy a gusto construyendo historias cercanas, y en muchos casos su personaje protagonista funciona como alter ego del propio director (muchos de sus personajes son cineastas o trabajan en el medio audiovisual). Ham Cheon-soo (un brillante Jeong Jae-yeong) utiliza su fama y reconocimiento para flirtear con una hermosa chica, pero comprobamos que su vida no es ni mucho menos satisfactoria, y esa necesidad de alargar la cita con Yoon Hee-jeong (Kim Min-hee) muestra su desesperación por salir de la monotonía, y disfrutar de experiencias excitantes que por otra parte chocan con su realidad ineludible.

RIGHT

Sang-soo dirige con muchísima elegancia evitando el montaje excesivo en la historia, y acude a planos fijos de larga duración para que los personajes sean el foco de atención y nuestros ojos no se despeguen de ellos. Esta decisión estilística provoca falta de agilidad en el relato, pero el incisivo y divertido guión del director, unido a la fantástica interpretación de Jeong Jae-yeong consigue mantenernos atentos y empatizar con un hombre tan torpe y desesperado como simpático e inofensivo.

La primera mitad de Right Now, Wrong Then funciona de maravilla y podría haber sido una pequeña joya de 65 minutos de duración. No obstante, Sang-soo decide apostar por una estructura cíclica donde la trama se reitera aunque tome sendas distintas. Para que me entendáis, y aprovechando la comparación en un párrafo anterior, Hong Sang-soo intenta realizar su Melinda y Melinda particular. Las diferencias son obvias, pero la premisa e intención inicial es similar. El gran problema de esta estructura es su redundancia. Si en Melinda y Melinda Woody Allen es capaz de construir dos tramas opuestas y diferenciadas a partir de un mismo personaje, Sang-soo apuesta por mantener a una distancia prudencial aunque cercana ambas secciones, provocando que varias escenas sean prácticamente calcadas y provoque una sensación reiterativa.

Afortunadamente, el director surcoreano gira el timón a tiempo y la media hora final se reinventa y vuelve a regalarnos más patetismo e hilaridad, pero quizás no consigue sobreponerse al 100% de sí misma.

En definitiva, Right Now, Wrong Then es un filme que brilla gracias a una estupenda primera mitad, una sobresaliente interpretación de su protagonista, y una dirección pulcra y nada invasiva que se retroalimenta de esas espléndidas secuencias de plano fijo que abundan en la cinta. Una lástima que a ratos se sienta redundante.

La plataforma online como complemento del festival

Durante mi segundo día de festival tuve la oportunidad de reunirme con compañeros de distintas webs de cine españolas, y conversar sobre nuestro rol en este evento cultural, así como nuestra capacidad de expandir la visibilidad del festival a través de las redes.

Fue una reunión muy satisfactoria que me permitió conocer a profesionales del sector y compartir de manera más completa esta maravillosa experiencia. Os dejo con algunas fotos de dicho acto, así como el link del blog oficial del festival con más información.

FOOTO1

FOOTO2

  • Espabilao

    Qué ganacas le tengo a ‘Mountains may depart’ y sobre todo a ‘Right now, wrong then’. Me encanta el estilo de Hong Sang-soo y sus juegos narrativos (el desorden en ‘Hill of Freedom’ o las historias separadas que se complementan en ‘Hahaha’).

    Y buena cobertura, copón.

  • George Kaplan

    Bone Tomahawk vendida.

    Completísima la crónica. Si va a ser a diario, menudo curro, pero se te agradecerá con gifs de esos de siempre.

  • Sefi_Dios

    Otro festival, y otra crónica excelente por parte de esta página. Enhorabuena a Nauzet por acercarme el festival (lo cual reconozco que tiene delito por mi parte, porque soy de la isla, pero mis diversas circunstancias no me permiten disfrutar del mismo)

  • serendipia

    Excelente covertura, y excelente noticia el programa con el que empieza el festival.

    Por cierto, que la de Bone Tomahawk es, parafraseando a esta sacrosanta pagina, “mas bestia que comer un bocadillo de chapas”. Algunas actuaciones no me convencieron demasiado, pero despues de tanto western crepuscular se agradece una vuelta a los clasicos.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast