Series

Netflix a punto de renovar ‘Por trece razones’

Esta primavera en Netflix ha habido una clara protagonista, la serie Por trece razones, una serie adolescente que utiliza la peculiar “nota” de suicidio de su protagonista femenina para narrar de forma simultánea una historia de amor y una historia sobre el bullying en todas sus facetas. No deja de ser un culebrón adolescente que fuerza a su protagonista a encajar en su propia narrativa, pero hay que reconocer que es el mejor culebrón adolescente posible y que, si tuviéramos 15 años, nos la habríamos comido con sumo gusto. Con el añadido de que, a diferencia de otras series de target similar, Por trece razones dura lo que tiene que durar… o al menos así era hasta ahora.

Los 13 capítulos estrenados en Netflix cierran el relato que se proponen contar. Su punto final es eso, un punto final. Pero el éxito que ha tenido ha puesto en menos de un mes la posibilidad de una segunda temporada sobre la mesa, algo que está a punto de convertirse en realidad tal y como recoge el Hollywood Reporter, según el cual ya hay un equipo de guionistas trabajando en la trama de esta continuación desde hace unas semanas. Netflix no ha hecho aún comentario alguno sobre el tema y desde luego no hay detalle alguno sobre la posible trama o continuidad de los personajes.

También hay que decir que la serie ha tenido cierta polémica a su alrededor, ya que hay quienes han visto en su relato una cierta idealización del suicidio, algo peligroso dado el público principal de la misma. Personalmente no veo tal cosa y, como sucede en todas las ficciones, narra una historia particular y concreta aunque luego ésta sea la excusa para abordar temas más generales y reconocibles. De hecho, si algo pretende hacer la serie es concienciar sobre la responsabilidad colectiva que se tiene ante ciertas situaciones trágicas en una edad tan sensible como la adolescencia.

Por trece razoness está basada en la novela homónima de Jay Asher, editada en España por Nube de Tinta.

Vía THR

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Hastur Jr.

    Dices:
    “Cada vez que leo a alguien quejarse de estereotipos (…) no hace falta tener animadoras o equipos de baseball para que los mismos perfiles de gente y problemas se repitan generación tras generación.”

    Por eso mismo me quejo de los estereotipos. Si ya se repiten los perfiles y los problemas, ¿qué necesidad hay de repetir también los esquemas de atleta-animadora-friki-reina del baile? ¿No sería más interesante y creativo hacer algo nuevo y original?

  • Hastur Jr.

    Si a ti te gusta 13RW o te parece una buena serie, me parece estupendo. Y si quieres, puedes exponer tus razones o discutir sobre las que tengo yo para opinar lo contrario. De eso se trata.

    Por supuesto, me refiero a razones objetivas. Yo no digo que tú “vayas de guay” ni nada por el estilo porque te guste la serie, así que tengo derecho a esperar la misma consideración por tu parte. Si toda la defensa que puedes hacer de tus opiniones es atacarme a mí por no compartirlas, creo que no quedas en muy buen lugar.

    Así que, si quieres hablar, hablamos. Pero si quieres bajar a las alusiones personales, búscate una guardería en Facebook y deja de ponerte en evidencia.

    Ah, se me olvidaba. Para que veas que voy de buen rollito: XD.

  • Hastur Jr.

    Sencillamente cuando critico algo me gusta hacerlo sabiendo de qué hablo.

  • MisterFloppy

    Yo creo que es que algunos se olvidan de que también han sido adolescentes algún día. O eso, o eran los adolescentes más guays del mundo por estar por encima de todo eso.

  • MisterFloppy

    Por fin alguien que parece entender la serie, menos mal.
    Cada vez que leo a alguien quejarse de estereotipos, ¿en qué realidad paralela ha vivido? Los años de instituto me quedan lejos, pero no hace falta tener animadoras o equipos de baseball para que los mismos perfiles de gente y problemas se repitan generación tras generación.

    Yo creo que ya es más bien manía personal o tirria (o ir de guay) contra las series adolescentes, simplemente por ser tal.

    Se puede tener 30y tacos y disfrutarlas XD

  • MisterFloppy

    Eso estaba pensando (ahora que me estoy leyendo el hilo entero), que para odiarla tanto, sí que le está dedicando tiempo y se la sabe de pe a pa XD

  • MisterFloppy

    Donde va a parar, son más reales la cajera del super adicta a la heroina que se prostituye por las noches y cosas así que se ven hoy en día en la tv española. Cada cultura tiene sus clichés.

  • MisterFloppy

    Yo estoy viendo también Riverdale, y son la noche y el día.
    Riverdale quiere ser el Dawson Crece de esta generación (mezclado con mil series más), pero el problema es que lo intenta demasiado, mientras que aquella era así y punto.

  • MisterFloppy

    Tiene toda la pinta.

  • MisterFloppy

    Pues bingwatcheada por fin, está bastante bien, pero tampoco es para tanto (aunque como argumenta el artículo, entiendo que se está convirtiendo en una serie “que define a una generación”, si es que hoy en día queda de eso).

    Para mí lo peor es que “manipule”, por así decirlo. Los personajes no hablan de lo que tienen que hablar hasta que toca… cosas así.

    Antes de terminarla ya empezaron los rumores de segunda temporada, y me cabreaba bastante porque pensaba que era una historia de una temporada y se acabó, y quería pensar que Netflix tenía los cojones suficientes para plantarse ante un éxito y no exprimirlo. Pero claramente, no hay una intención total de cerrar la historia. No es que quede por contar algo más, pero ciertamente tampoco la han cerrado del todo. Y como ya han apuntado por aquí antes, parece que dejan el terreno preparado para contar otro tema tristemente de actualidad en los últimos años.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast