Noticias

Destin Daniel Cretton (‘Short Term 12’) adapta a Scott McCloud

Otro proyecto dormido que vuelve a coger aire. THR informa de que Destin Daniel Cretton, el director de Short Term 12, ha cerrado un acuerdo con Warner Bros. para adaptar al cine — junto al dramaturgo Michael Mitnick –, The Sculptor, el comic de Scott McCloud.

sco

Retrocedemos relojes a 2015.

En ese año, con motivo de la publicación de la obra, Sony Pictures y Scott Rudin se hacen con sus derechos, entre el bombo que suponía el retorno de McCloud a una arena, la de la ficción, que abandonó allá por el año 2000 con la publicación en Internet de un relato corto de su primera obra, Zot! Hasta entonces, McCloud se había dedicado a explicar el medio con continuaciones de una de sus grandes obras didácticas, Understanding Comics,  como Reinventing Comics (2000) y Making Comics (2006).

Los derechos han expirado, y ahora ha sido 21 Laps, la productora de Shawn Levy, quien los ha adquirido.

The Sculptor es la historia de un joven artista, en el paro y al borde de la absoluta indigencia, que cierra un pacto con la Muerte: dispondrá de 200 días para modelar cualquier cosa que quiera con sus manos. Al final de ese tiempo, fallecerá. Quiere la situación que precisamente con el acuerdo cerrado, se encuentra con la mujer de su vida.

Mitnick es el responsable de la adaptación de El Jorobado de Notre Dame para Netflix y de The Giver, la adaptación de la novela homónima de Lois Lowry (que desconozco si se llegó a estrenar en España. Lástima).

THR

  • Hobo Sapiens

    Muy respetable la opinión de Leone, qué duda cabe, pero no porque sea Leone y su definición de cine es necesariamente LA DEFINICIÓN ÚNICAUNIVERSALEINNEGABLE de lo que es un arte con ya más de 100 años e incontables e inabarcables películas que aún a día de hoy no para de evolucionar.

  • Hobo Sapiens

    A ver, yo flipé y me crié con cine de derechas puro y duro como era el de los Chuaches, los Slys y demás, cine de tortas en los que los buenos defienden los valores americanos y el bla, bla. Y me flipa. Y me gusta. Y no, para nada sufro orgasmos cinematográficos con Einsenstein necesariamente. Que el cine va irremediablemente unido a la propaganda de un determinado estilo de vida/ideología o lo que sea es innegable, y claro está que no por ello todo el cine que no sea “posicionado” es basura. Ahí está Tarantino, que sus películas son el cine por el cine, y ahí están los que ven en sus películas un ensalzamiento de la violencia (que ya el hombre debe estar hasta el gorro de desmentir).

    No se trata de ensalzar todo lo que sea políticamente o socialmente afín, sino lo que sea bueno e independientemente de su ideología, claro está. Ahora bien, tanto como hay quien defiende a capa y puñal Tolerancia: La película inclusiva simplemente por existir, los hay que directamente la atacan por su título. Y tanto unos como los otros cometen el mismo error: ponerse a ensalzar/destruir la obra sin haberse parado siquiera a verla y ya ni mucho menos a pensar en lo que nos está contando.

  • turkelio

    A Leone, precisamente, nadie le puede acusar de hacer cine “de derechas”. El bueno, el feo y el malo, por poner un ejemplo, es una película antibelicista, y lo es simplemente mostrando los horrores de la guerra, nunca posicionándose, porque su principal interés era contar una historia que entretuviera y emocionara. Eso es cine, lo demás son mamarrachadas. Ya utilicé esta cita de Wilder una vez en esta página, y la volveré a repetir: “Si quieres mandar mensajes, hazte cartero”. Añado esta vez otra de Kaurismaki (al que nadie acusaría de derechoso): “Hay varios tipos de cine: Está el cine comercial de mierda, el cine social de mierda… Y luego está el cine, que consiste en contar historias”.

    P.D. Probablemente aquí no sea objetivo, porque a mí me flipa el subtexto de Los Increíbles (“Todo el mundo es especial; Eso es como decir que nadie lo es”), pero no veo el problema de que haya cine “derechoso”, como dices tú, mientras sean, ante todo, buenas películas. Ahí está Milius, un genio, o Peckinpah (el discurso de los hombres que no cambian aunque los tiempos lo hagan no puede ser más reaccionario), probablemente uno de los mejores directores de la historia del cine. Además, esto de demonizar valores como el individualismo o el elogio a la excelencia y catalogarlo despectivamente de “derechoso” es, en mi opinión, propio de mediocres que saben que nunca llegaran a nada a menos que formen parte de algo mayor que ellos mismos, mimetizándose con la turba del pensamiento uniforme. Los adalides de la dictadura del mínimo común denominador y la corrección política. Y a mí no me molesta, siempre y cuando se limiten a sus mítines políticos y sus asambleas. Yo no me meto en política; no he votado en mi vida, ni soy un experto ni me incumbe. Pero que no se metan ellos en con el cine.

    P.D.2. No estaría de más pedir que la gente fuese capaz de valorar las películas independientemente de las simpatías que les despierten políticamente, y que no se dediquen a ensalzar cualquier basura sólo porque haga gala de un discurso de tolerancia, diversidad y demás palabras que, de gastadas, están perdiendo cada vez más valor. Yo, por ejemplo, soy un admirador confeso de Ayn Rand, y me encanta lo que pretende contar en El manantial, pero también soy lo suficientemente crítico con ella como para admitir que no deja de ser un panfleto burdo y torpe porque antepone la propaganda a la narrativa.

  • Hobo Sapiens

    Con todos mis respetos, pero ahí Morgan Freeman se columpió cosa mala. No se puede dejar que las cosas se normalicen por si solas cuando existe una opinión imperante que somete a las demás, porque con ello sólo se eterniza la explotación y la desigualdad. Es como el típico argumento de decir que las huelgas no solucionan nada y que van a ser los organismos imperantes los que un día se despierten y digan: ay pobrecillos,vamos a darles derechos y voy a vivir yo un poco peor para que ellos vivan una mísera mejor.

  • Hobo Sapiens

    Pero todo aquel cine que busque ser apolítico estará irremediablemente posicionado hacia la derecha. Que a mí me parece muy bien que exista cine conservador, y que a la peña le molan Los increíbles pese a su trasfondo carca recalcitrante, pero aquello que se escuda en la imparcialidad me parece tan cobarde como falso, porque en ninguna obra puede haber imparcialidad.

  • Peckinpah

    Es más alarmante aún que recuerde el nombre, el rostro, otras cuantas partes de su anatomía y hasta su nivel medio de desempeño en el oficio… viendo el tamaño de los pechos (cubiertos) de una actriz random ajena al porno. Pero el primer paso es reconocerlo, y tal.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast