Noticias

Un repaso por el último material de ‘Alita: Ángel de combate’ y la polémica de los ojos

El próximo 14 de febrero, en menos de tres semanas, se estrena por fin Alita: Ángel de combate, el gran sueño de ciencia ficción de James Cameron que se ha retrasado a lo largo de las décadas hasta el punto de parecer que nunca iba a ver la luz. Entre esperar a que la tecnología fuese la adecuada para su correcta representación y la llegada entre medias de su creación original, Avatar —con el consiguiente tiempo que ha ocupado para la concepción y realización de sus secuelas–, Cameron tuvo que reordenar prioridades y ceder los mandos a su amigo Robert Rodriguez para que trasladase a la gran pantalla el manga Gunnm de Yukito Kishiro.

La película final está protagonizada por Rosa Salazar en el papel de la cyborg Alita, Christoph Waltz, Jackie Earl Haley, Ed Skrein, Eiza González, Lana Condor, Leonard Wu, Michelle Rodriguez, Jennifer Connelly y Mahershala Ali, y por aquí os dejamos su último tráiler y un par de vídeos de detrás de las escenas con el equipo adentrándonos en el mundo futurista que han plasmado.

Si notáis algo diferente desde que saliese el primer tráiler en 2017 es porque lo hay. Desde su presentación, uno de los puntos más comentados (y criticados) fue la decisión de Cameron de trasladar la estética manga a imagen fotorrealista, con el rechazo que provoca ver a un ser con unos ojos tan enormes y marcados frente a humanos corrientes. Tras las críticas recibidas, Rodríguez se empezó a preocupar y darle un par de vueltas al diseño, llamando a Cameron para que le diese su consejo sobre cómo arreglarlo.

El consejo de Cameron fue “HACERLOS MÁS GRANDES”.

Finalmente, no se ha reducido el tamaño de los ojos en sí mismos, como a alguien le pueda parecer a simple vista; lo que se ha hecho es ajustar la pupila y el iris para que sean más proporcionales y de ese modo no cree rechazo. Cameron pasó por el mismo proceso haciendo Avatar y conoce los trucos sobre cómo abordar el diseño de algo tan complejo como son los ojos, una parte fundamental que puede hacer que el personaje dé la sensación de estar vivo o no. Según cuenta Rodríguez de primera mano en un Q&A que os adjunto aquí, han aumentado un 15-20% el tamaño del iris de los ojos de Alita, haciendo que ahora sigan siendo muy de manga pero más naturales. Os dejo también con un artículo sobre el trabajo en este campo del equipo de WETA.

  • hunk38

    Jombreee a mi también me daba un patatús si viese un bichardo del tamaño de un rascacielos no te jode XD. Pero en una película me lo tomo de otra manera, el género de los kaijus me entretiene, pero no me acojona porque ese no es su propósito en general. Luego está como lo interpreta cada uno, obviamente

    En cuanto a Cloverfield, pues quitando el final, en efecto se ve poco al bicho, pero no deja de ser un bicho en plan kaiju que arrasa con todo, hace mucho ruido y provoca escapadas masivas de gente. Como he comentado, a mí todo eso no me produce tensión, solo es un buen entretenimiento, simplemente tanta explosión y ruido no me acojona

  • Meitantei872

    Bueno, eso ya las prioridades de cada uno y el miedo que despierte en ellos. Si yo un día, me asomo a la ventana y veo un bichardo del tamaño del Clover, ten por seguro que moriría si. Pero de un infarto. También con un Alien ojo. Pero los monstruos gigantes me dan mucho mieder.

    Y mira, ahora que pones ese ejemplo. Cloverfield (ya fuese por presupuesto o no) toma como referencia eso de “no mostrar” para crear cierto suspense. Y es más difícil en un bicho del tamaño de un rascacielos. Pero hoy en día eso no gusta nada. Aún recuerdo las quejas porque no se veía al monstruo. Y cuando lo hacía, no se distinguía lo suficiente.

  • hunk38

    A mi personalmente no me interesan los bichejos gigantes, me fascina mas un ser que tiene como minimo la estatura de un Alien, porque ese tipo de seres persiguen a sus presas y les atacan desde la oscuridad cuando se ven en desventaja, el no saber por donde te va a salir el bicho es mas inquietante y ademas tiene cierto toque de vulnerabilidad. En cambio con un bicho gigante que puede derribar edificios, no hay el mismo tipo de suspense

    Por lo demas, parece que hoy en dia lo que queda a la hora de buscar cierto toque de desconcierto es evitar mostrar la criatura de forma clara, al hacerse eso se puede estimular la imaginacion del espectador, pero muy pocos se han atrevido a hacer algo asi

    A mi personalmente me resulta fascinante la novela visual de Saya no Uta justamente por eso, porque nunca sabes cual es la apariencia de la criatura, solo la vemos como una chica hermosa a traves de los ojos del protagonista, pero el tiene un trastorno mental que hace que su vision de la realidad se distorsione haciendo que todo y todos se vean como algo grotesco y desagradable

    Al saber ese detalle uno no deja de preguntarse: Si para el protagonista lo normal se muestra como algo grotesco, como de grotesca y perturbadora es Saya en realidad?, una pegunta que nunca es respondida

Críticas

it2

El retorno por compromiso.

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Serenity_2019-12

Ecos de ti.

port

Ama como quieras.

Twitter

Podcast