Noticias

Disney/Fox – Año cero

Un pequeño aviso antes de nada: este post no contiene información sobre futuras series o películas de Disney/Fox. Sí os puedo decir cuándo sabremos sobre ellas, casi con toda probabilidad: el 11 de abril, la fecha anunciada ayer por el CEO de Disney, Robert Iger, durante la presentación de los resultados del primer trimestre fiscal de la compañía en la que se mostrará por vez primera y en detalle a los inversores la nueva plataforma de streaming de la compañía: Disney+, incluyendo información sobre su contenido.

Este post habla en realidad de lo que nos espera “al final de la cuenta atrás”, según un memorándum de recursos humanos de 21st Century Fox (la compañia raíz) a todos los empleados recogido por THR como parte de un amplio reportaje de Pamela McClintock y Paul Bond donde — tirando de documentos internos y múltiples fuentes — examinan los primeros y tremendamente caóticos primeros meses que seguirán a la puesta en práctica definitiva en marzo — la fecha óptima y deseada por ambas partes — de la adquisición de Fox por parte de Disney.

Lo más importante de todo: los despidos; una cantidad equivalente a entre 2.300 y 2.600 millones de dólares en “reducción de costes”, según Disney, traducibles a ceses laborales. Resumo en los dos siguentes párrafos todo el espectro de noticias en este sentido por orden de concreción. Que va a haber despidos se sabe desde octubre del año pasado, cuando el jefe de Recursos Humanos de Fox, Thomas Gaissmaer, prometió una “generosa indemnización” a quien no mantenga su puesto de trabajo durante el primer año tras el cierre definitivo de la adquisición. Esto es 2020, aunque THR indica que el periodo de cese se puede ampliar a 2021. Fuentes de THR indican que las indemnizaciones se moverán desde un mínimo de cuatro semanas por año trabajado hasta un tope de dos años de salario para los empleados que hayan trabajado durante 26 o más años en Fox.

Sobre el número exacto, el analista Rich Greenfield — vetado por Disney por sus informaciones negativas sobre la compañía –, anticipó el año pasado entre 5.000 y 10.000 despidos, una estimación que se ha mantenido como las más orientativa hasta las últimas semanas, cuando los principales medios estadounidenses han enseñado las suyas, citando fuentes propias. Las más precisas han sido las proporcionadas por Nellie Andreeva, de Deadline, que hablan de 4.000: 2.300 por la parte de Fox, 1.700 por la parte de Disney, en los sectores de cine y televisión y, particularmente, en marketing y distribución. THR también aventura más de 4.000 despidos, los mismos que Variety.

Segundo: la cultura y la identidad corporativas de la nueva estructura resultante de la adquisición. Ayer, Iger confirmó definitivamente que Disney seguirá produciendo contenido calificado para mayores de 18 años. Lo tenéis aquí, en la transcripción de la conversación entre Iger y los inversores.

Captura

Importante lo del último párrafo: Disney va a dejar bien claro que cualquier contenido para mayores de 18 años estará claramente publicitado como tal para que no se confunda con “los productos Disney o Marvel más tradicionales”. Esto se enlaza con la confirmación hoy, por THR, de que en ningún caso ni el logotipo ni la histórica fanfarria de la Fox van a desaparecer en esta nueva etapa que será supervisada por la flamante presidenta de producción Emma Watts. El permiso de Iger se extiende a las producciones independientes de Fox Searchlight y Fox 2000.

Sin embargo, sí se esperan reducciones sustanciales en el número de películas que producirá anualmente 20th Century Fox en esta nueva etapa — sin contar sus divisiones independientes –: cuatro o cinco, una sustancial rebaja respecto de las 12 a 14 que han ido produciendo en los últimos años. No están incluidas en este portafolio las secuelas de Avatar, ni ningún otro título de Fox actualmente bajo producción. Y es importante remarcar aquí una cosa: si Iger aprueba la existencia de este contenido es porque existe una plataforma digital para su difusión, y no nos referimos a Disney+. Nos referimos a Hulu.

hulu-logo-2-945x630

Con la compra de Fox, Disney ha adquirido el  60% de una plataforma que hasta ahora solo estaba limitada a Estados Unidos y Japón. Hasta ahora, porque Iger tiene pensado — ya a más largo plazo — un desembarco internacional.

Captura

Hulu se convertirá así en una especie de Disney+ Hardcore — allí se emite, por ejemplo, The Runaways; y donde podría recalar si algún día ve la luz The New Mutants, como teme su productora Lauren Schuler Donner, que no pierde las esperanzas en un estreno cinematográfico de la problemática cinta — destinada a dar salida a productos más orientados al público adulto. En Hulu podemos encontrar también las producciones de FX (Legion, Justified, Sons of Anarchy, American Horror Story) cuyo consejero delegado, John Landgraf, se mostró esta semana bastante rotundo sobre la plataforma. “FX no debería ni podría ser parte de Disney+. No somos ni muchísimo menos una marca familiar y por lo tanto está claro que tendremos que ser un componente de la futura estrategia de Hulu”, ha explicado.

La dilatación en el tiempo es comprensible porque Iger ya ha avisado que poner en marcha Disney+ va a costar sus buenos dineros. La división de streaming ni siquiera está en marcha y Disney ya ha registrado pérdidas operativas de 136 millones de dólares — la mayor parte de los cuales se han ido a la producción de The Mandalorian, su primera gran serie spin-off a imagen real de Star Wars — y se esperan otros 200 millones de pérdidas más en el próximo trimestre fiscal, como advirtió Iger a los inversores este martes.

Ni falta hace recordar que todo lo que atañe a la división televisiva va a ser una completa locura dado que Disney sumará 20th TV, Fox 21 TV Studios a los dos estudios televisivos que ya posee, ABC Studios y ABC Signature. Los cuatro estarán controlados por ejecutivos de Fox Televisión, a los que Disney considera más capacitados para dirigir toda la programación televisiva no relacionada ni con su ESPN ni con la nueva plataforma de streaming.

  • Vincent Everett

    No, ya, pero ahí está (como también siguen estando Alien o Predator que llevan viviendo décadas de las rentas de las originales sin acabar de despegar del todo como franquicias).

    A lo que voy es que los estudios están lo suficientemente deseperados como para no dar por muerto nada.

  • rafaelgg

    Ezperate a que se estrene la nueva de Terminstor porque yo sinceramente no le veo demasiado futuro. Y ya quisiera los 4F haber tenidi en algún momento el éxitk que llwgó a tener la saga creada por Cameron.

Críticas

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

cap2

La deshonra es una larga travesía.

destroyer

La culpa como gasolina.

Richard E. Grant as "Jack Hock" and Melissa McCarthy as "Lee Israel" in the film CAN YOU EVER FORGIVE ME? Photo by Mary Cybulski. © 2018 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

Mi único deseo es importarte.

glass

Un anticlímax y una misión cumplida.

Twitter

Podcast