Críticas

Destroyer

Karyn Kusama vuelve con su quinto largometraje después de lograr el punto álgido de su carrera con la brutal La invitación. En aquel título utilizaba el terror sobre sectas para contar una historia sobre cómo superar el dolor y culpa de una pérdida, la de un hijo, y sobre la distancia y extrañeza que se genera entre dos personas tras una ruptura, cuando la nueva vida del otro te descubre aspectos desconocidos o diferentes a los vividos en común. Esa herida abierta por la muerte de un hijo era la causa mayor de la ruptura, el distanciamiento y la búsqueda desesperada de una paz imposible en brazos de un culto tan seductor como oscuro.

En Destroyer Kusama cambia de registro y se pasa al thriller policiaco, pero no cambia los temas de fondo, la culpa y la maternidad, también presentes en su aportación a la antología XX. De nuevo nos sitúa ante una persona rota, Erin Bell, una policía alcohólica y cuya relación con su hija es casi inexistente, un desastre. Como en La invitación, el retorno al pasado abre una posibilidad, aunque sea mínima y desesperada, de salvación. Una posibilidad que Erin agarrará con todas sus fuerzas para ajustar cuentas consigo misma.

DESTROYER_20180809_240_709_20180806.211

Kusama apuesta acertadamente por volcar todos los esfuerzos en el personaje protagonista y se apoya para ello en una Nicole Kidman que hace un excelente trabajo pero que, en un esfuerzo por huir de su imagen delicada y subrayar el destrozo que se ha autoinflingido durante 16 años la protagonista, carga en exceso las tintas en el arquetipo del antihéroe del género y también en una transformación física y unos achaques que a veces cobran demasiado protagonismo. Con todo, la solidez y convicción de actriz y directora en sus respectivos campos acaba por triunfar sobre la carcasa estética y lo recargado del personaje.

El ajuste de cuentas con el pasado tiene un nombre, Silas, el líder de la banda de ladrones en la que Erin y otro policía, el interpretado por Sebastian Stan, se infiltraron en un caso. El abordaje de Silas es casi opuesto al de la protagonista en cuanto a la información que ofrece la película pero similar en el subrayado de la especie de mal absoluto que representa. Un personaje enigmático y silencioso, muy trabajado desde las miradas y con puntuales arrebatos de sadismo psicológico para marcar territorio entre los suyos.

DESTROYER_20180809_240_709_20180806.211

Digamos que el guión que Kusama tiene entre manos, salvo por el hecho de que la protagonista sea femenina, se abandona de lleno a la idea más sórdida del cine thriller policiaco. Algo similar a lo que ocurre cuando David Ayer carga en exceso las tintas en sus secos retratos sobre crimen y corrupción. Kusama, por lo menos, sustituye los aspectos más morbosos de la puesta en escena en favor de una atmósfera asfixiante pero de algún modo onírica y especial, lo que le da a la película una cierta personalidad y ayuda a aterrizar en el lado más íntimo de la protagonista.

Destroyer está unos cuantos pasos por debajo de La invitación, que son palabras mayores. Llegar a este título esperando algo a ese nivel puede llevar a una sonora decepción. Pero, pese a las pegas que se le puedan poner, incluyendo un final redentor que casi convierte a su protagonista en una mártir, supone una más que decente novedad en la filmografía de su directora, sin abandonar sus temas recurrentes, y de una Nicole Kidman que, capas de caracterización al margen, vuelve a dejarse la piel en su personaje.


Karyn Kusama | Phil Hay, Matt Manfredi | Nicole Kidman, Toby Kebbell, Tatiana Maslany, Sebastian Stan, Scoot McNairy, Bradley Whitford, Toby Huss, James Jordan, Beau Knapp, Jade Pettyjohn, Shamier Anderson, Zach Villa | Julie Kirkwood | Plummy Tucker | Kay Lee | Theodore Shapiro | Fred Berger, Phil Hay, Matt Manfredi | Nik Bower, Dan Friedkin, Micah Green, Brian Kavanaugh-Jones, Nathan Kelly, Thorsten Schumacher, Daniel Steinman | 30West, Automatik | A Contracorriente |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • MisterFloppy

    Recién vista. Cojonuda.

  • https://bigmovies47.xyz Sylvia C. Westbrook

    Salut les amis, j’ai trouvé le meilleur site pour regarder des films de haute qualité gratuitement.
    Peut-être que certains d’entre vous veulent le voir aussi!

    c’est le site que j’ai vu >>> KOPETPELIS.NET

  • https://twitter.com/jackfrost1610 Jack Frost

    Nicole Kidman es Dios

  • GoldenEyeEDD

    “Destroyer” no es para nada lo que esperaba, víctima una vez más de las falsas expectativas. Creía ver un intenso thriller policíaco pero es en realidad un intenso drama anclado en un contexto policíaco. Una vez que navegas esa pequeña decepción, “Destroyer” se convierte en una historia desasogante de una persona incapaz de superar una tragedia personal y como arrastra a su entorno a una espiral depresiva y autodestructiva.

    Es difícil perdonar lo tramposo del planteamiento apoyado en una narración temporal fragmentada pero es aún más difícil no dejarse seducir por una Nicole Kidman que es capaz de estar media película con la cámara en el rostro y no equivocarse jamás, de no fallar ni una sola vez en transmitirte toda la rabia, frustración y dolor que su personaje siente sin mediar palabras. El resto del reparto sale sobrando, todos bailan al ritmo que la Kidman marca.

    Sólo Toby Kebbel tiene potencial para estar a la altura con un personaje extraño y perturbador, pero sale tan poco para potenciar el misterio de la resolución que se queda en terreno de nadie.

  • The_Watchful_Eye

    No puedo evitar oír en mi cabeza la sintonía de Gran hermano a partir de la segunda foto…

  • jacks_brain

    Pues a mí La invitación me pareció un pufo pretencioso. Se me hizo pesada en bastantes partes y el final una patinada importante, así que lo mismo paso de esta.

    La que me ha sorprendido muy gratamente es la despedida de Robert Redford, aroma a cine clásico setentero con calma y buenos condimentos, sin reinventar nada deja poso y es una auténtica gozada verle una vez más.

  • Escobilla del Water

    Tengo bastantes ganas con esta, pero eso de que os parezca por debajo de “La invitación” me hace replanteármelo. La anterior me parecía buena película hasta que se juega el órdago final (buen clímax como consecuencia a la tensión planteada, pero la sensación es que sacrifica profundidad por efectismo). No sé por donde van los tiros aquí, pensaba que quizás ésta al tener una premisa menos coral disminuía las probabilidades de que eso se repitiera.

  • dearimatea

    Hay ganas. Y sí, creo que las expectativas jugarán en su contra, porque La invitación nos dejó a muchos con el culo torcido.

  • George Kaplan

    Yo le tengo ganas, quiero ver a la Kidman volviendo a demostrar lo buena que es cuando se lo propone. Eso sí, una peli que se centra tan absolutamente en su protagonista (no hay más que ver poster y trailer) no suele ser santo de mi devoción, porque suelen ser excesivas en ese sentido. Aun así, quiero verla.

    Mención especial al subtítulo en español “Una mujer herida”, por si los despistados piensan que es una de acción con la Kidman cepillándose robots gigantes o algo.

  • Dave Sancho

    Sólo por la interpretación de Kidman creo que merece la pena. Es cierto que su personaje es mucho más que la caracterización. Es la sombra de lo que ha sido, un espectro que carga a su espalda con una losa inabarcable. Una culpa infinita, similar a la que atenaza a Casey Affleck en Manchester by the sea. En ese sentido me parece encomiable los ovarios que le hecha Kidman, un papel nada fácil en el que hay que imponerse a base de miradas y gestos. Quiza le falte estar algo mejor perfilado en los flashbacks. No me imagino a otra haciéndolo, quizá Amy Adams o Tilda Swinton, por nombrar a alguien en su misma liga.

    Creo que el ritmo de la peli se resiente demasiado en los flashbacks, porque pese a ser narrativamente indispensables, se sienten predecibles e innecesarios. Tampoco el Silas de Toby Kebbell me ha convencido al 100%. Sin embargo, Kusama consigue dirigir un par de secuencias muy memorables y de una gran puesta en escena. Me sobra un poco la poesía de las imágenes finales, completamente disonantes respecto al tono de la peli, que hasta entonces ha sido crudo y feísta. En resumen, un buen neo noir que vuela alto cuando el pulso de Kusama acompaña al recital de interpretación física de la Kidman, y se estanca un poco cuando se trata de la parte psicológica de los personajes y sus motivaciones.

Críticas

port

Ama como quieras.

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

la perfeccion

La trampa solvente.

vengadores endgame

Le podcast.

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

Twitter

Podcast