Críticas

Nosotros

Jordan Peele no se ha dormido en los laureles. Dos años después de estrenar Déjame Salir en Estados Unidos, su gran debut en el largo, llega con su segunda película a nuestras salas, Nosotros. En ella ahonda más en el género de terror, del que Peele es un gran fan y orgulloso defensor, pero lo hace de una forma más minimalista y críptica. Una destilación del género hasta lograr una película que se sustenta casi exclusivamente en la puesta en escena y en explotar el viejo tropo del doppleganger, aderezando todo con su particular humor.

La premisa ya la conocemos por los tráilers. Una familia afroamericana de clase media se pega una escapada vacacional a la playa y, en mitad de la noche, se ven asaltados en su casa por una especie de familia antagónica. Se inicia así una home invasion que, como veremos nada más comenzar la película, tiene un vínculo directo con un suceso del pasado de la madre protagonista.

nosotros us 1

Peele construye a partir de ahí una atracción de feria con calma, cuidando mucho la puesta en escena y tomándose su tiempo en retratar a una familia en un contexto de lo más cotidiano al que poco a poco va agregando elementos inquietantes. Se toma su tiempo en detonar su historia a la vez que va sembrando de pequeños flashbacks su relato. Un relato que es tremendamente sencillo, puede que demasiado, para el tiempo que invierte tanto en caldear el ambiente como en jugar al gato y el ratón cuando las cartas están sobre la mesa.

Esa dilatación del tiempo que dedica a las escenas (que no al ritmo interno de las mismas, que es impecable) puede que esté motivado por una de las intenciones que ha confesado el propio director: que la película funcione como un test de Rorschach sobre el que el espectador vierta sus interpretaciones. A más tiempo aderezado con extrañeza, más tiempo para pensar y buscar explicaciones más allá de las que ofrece la película.

También puede ser que Peele estuviera enamorado de la idea base de la película pero que ésta no fuese lo suficientemente potente como para sostener casi dos horas de metraje. Es algo que uno se plantea porque, aunque tenga la intención de dejar a la interpretación del espectador varios aspectos de su historia, también dedica más verborrea e imágenes de las necesarias en aclarar la revelación que contiene y que, a poco que uno esté atento y tenga cierto bagaje viendo cine, verá venir con bastante antelación. Se produce una cierta contradicción entre el exceso de explicaciones para un aspecto que se podía intuir sin problema y los muchos interrogantes que quedan sin respuesta de forma deliberada. Esto último no es necesariamente negativo, la incertidumbre en el cierre de una premisa fantástica a veces es mucho más efectiva y aterradora que una explicación decepcionante, pero choca esa sensación de dejar libertad al espectador en los elementos más simbólicos y las preguntas primordiales y no confiar en su capacidad deductiva en cuestiones más sencillas.

nosotros us 2

En cualquier caso, si en algo destaca la película es en la dirección y en la doble interpretación de su actriz protagonista, una Lupita Nyong’o magnífica que hace un trabajo expresivo y vocal impresionante. El Peele director, por su parte, logra un ritmo interno perfecto en sus escenas y opta por una dirección tan sencilla como elegante, sin esas sacadas de chorra técnicas tan típicas en películas donde hay actores duplicados frente a frente. Como él mismo afirma, rueda como si todos los personajes estuvieran en escena y buscando la mejor forma de potenciar las sensaciones que requiere cada momento. Logra con su gran trabajo tras la cámara sostener varios de los peros que tiene un guión dilatado y temeroso en su resolución.

A diferencia de Déjame salir, donde había una clara crítica a la condescendencia con la que la izquierda acomodada de Estados Unidos tapa sus prejuicios raciales, aquí, aunque hay algunos guiños culturales (el culto televisivo de los 80, Alicia en el país de las Maravillas), no hay un mensaje más allá de cierta idea de lucha de clases que puede inferirse de la historia. En el fondo, esto no es más que un muy resultón slasher con el interesante añadido de los dobles.

Dicho esto, es cierto que el cine de género no está obligado a justificarse a sí mismo con un trasfondo sesudo o metáforas de ningún tipo, pero es inevitable pensar que mucho del bombo que ha tenido la película esté muy marcado por esa voluntad de buscarle más significados que los que realmente contiene (Peele invita a ello) a la vez que se le perdonan la laxitud en el metraje y esas sobreexplicaciones innecesarias. Son zancadillas que entorpecen las virtudes que nos ofrece Nosotros como peli de terror pura y dura.


Jordan Peele | Jordan Peele | Lupita Nyong'o, Winston Duke, Shahadi Wright Joseph, Evan Alex, Elisabeth Moss, Tim Heidecker, Yahya Abdul-Mateen II, Anna Diop, Cali Sheldon, Noelle Sheldon | Mike Gioulakis | Nicholas Monsour | Ruth De Jong | Michael Abels | Jason Blum, Ian Cooper, Sean McKittrick, Jordan Peele | Daniel Lupi, Beatriz Sequeira | Monkeypaw Productions | Universal Pictures |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Nahuel Benvenuto

    Ni mala ni la gran cosa, regular con algun buen momento

  • Fleishmann

    Esta película es un bodrio absoluto. Me impresiona la cantidad de gente que la ha disfrutado.

  • sasha

    Muy entretenida y no hay buscarle demasiadas historias. Pelicula de terror en la linea de su anterior film

  • Eric Schanabrier

    Y es que encima lo hace dos veces!! Sentaos aquí, que os voy a soltar una chapa tremenda que no vais a entender bien. “¿Donde esta mi hijo?” Esperate ahi de pie y no me ataques, que te voy a dar una chapa tremenda one more time.

  • Dave Sancho

    El sentido del humor no podemos perderlo. Vienen mal dadas, pero al menos tengo salud, un techo y puedo ir al cine casi todas las semanas. Siempre se puede estar peor…

  • Belmondo

    Joder tío, que asco de vida. Y manda cojones que al final nos ilusionemos con cosas así. Pero que vamos a hacer. No vamos a meter la cabeza en el retrete a hacer burbujitas con nuestras heces…

    En fin, paro. Que se me va la pinza…

  • Dave Sancho

    Pues sí, yo he estado a punto de hacer ese paralelismo. Aunque un director al que ponen al frente de una superproducción como el último mono comparado con una trabajador explotado con contrato de mierda no es una comparación muy acertada XD Y qué me vas a contar. Que esta semana voy a colaborar en tareas de organización en un festival de cine de animación básicamente por “amor al arte” y porque no tengo nada mejor que hacer con mi vida.

  • Belmondo

    Yo establecería (una vez más) un paralelismo con el mundo real. Y es que el trabajador cada vez tiene menos peso y relevancia. Para el empresario somos mano de obra sustituible con facilidad, y cualquier reivindicación o queja realizada nos pone en el filo de la navaja. Tenemos que apechugar con lo que nos echen, o a la puta calle.

    Solo faltaría que saliera un Netflix en la vida real que le echara un salvavidas al proletariado. Porque lo único que ha aflorado son las startups rollo Deliveroo o Uber, que lo único que hacen es cavar con más profundidad nuestra tumba.

  • Dave Sancho

    Pues por desgracia es así. Pero hostia, parece que estamos volviendo a la época dorada del Hollywood clásico en la que los jefes de los estudios eran demiurgos y todo el mundo agachaba la cabeza a su paso. Mira, si el streaming sirve como revulsivo para que generaciones enteras de cineastas tengan espacio para expresarse a voluntad ya es algo. Para que luego digan que Netflix implica la muerte del cine tal y como lo conocemos.

  • Belmondo

    Sí claro, los cineastas tienen parte de culpa. Es evidente. Por eso muchos de ellos deciden montárselo por su cuenta o irse a Netflix. Y hay otros que han interiorizado la situación actual y al final forma parte de su estilo.

    Pero salvo excepciones, al final no dejan de ser asalariados. Y estamos en una época en el que no hay nadie intocable, y que una producción de $150M perfectamente puede acabar en manos de un debutante, o casi. Y así es complicado ponerse chulo por mucho nombre o CV que tengas.

Críticas

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

la perfeccion

La trampa solvente.

vengadores endgame

Le podcast.

us nosotros jordan peele

Peele director vs. Peele guionista.

cap2

La deshonra es una larga travesía.

Twitter

Podcast