Noticias

Una actualización sobre el calendario Fox bajo Disney y sus películas huérfanas

Disney acaba de hacer un comunicado con el nuevo calendario de estrenos actualizado de la compañía y a través de él tenemos un acercamiento de cómo ha quedado la situación del catálogo de películas pendientes de Fox tras la absorción de la compañía.

Empezamos con lo primero que habéis venido a buscar:

MARVEL

La primera de ellas es una que no altera fechas: X-Men: Fénix Oscura, entrega final del universo X-Men en Fox antes del relanzamiento en el Universo Cinematográfico Marvel. 7 de junio, exactamente en un mes. Lo que sale del tren son las famosas regrabaciones que retrasaron la producción la última vez.

Kevin Feige se lleva reuniendo desde hace meses con figuras claves dentro del entramado Marvel de Fox para ir haciendo los deberes tanto de X-Men como 4 Fantásticos, aunque no se hayan concretado los planes. No se espera que sea algo a corto plazo; mínimo dos o tres años hasta que se ponga en marcha el asunto (esto es apreciación mía), durante los cuales se debe concretar cómo van a casar la existencia de mutantes con todo lo visto anteriormente, contratar guionistas, equipo, buscar un nuevo reparto… no es algo para hacer este verano precisamente. Y además de todo eso, hay que aclarar el reparto de poderes detrás de las escenas. Lauren Shuler Donner, productora de la saga desde el año 2000, recibirá un crédito de productora ejecutiva en este traspaso cuando se hagan próximas películas, al igual que Simon Kinberg, productor y responsable de X-Men: Fénix Oscura. Legalismos.

Los nuevos mutantes de Josh Boone, fechada para el 2 de agosto, vuelve a retrasarse y ahora se va al 3 de abril de 2020. Muchos auguraban que se iba a ir a un servicio VOD de la compañía como Disney + o Hulu pero es algo que está por ver. En principio, sigue para cine. La complejidad en torno a esta película reside en que tras sus múltiples retrasos –inicialmente la deberíamos haber visto el 13 de abril de este 2018– se anunciaron unas regrabaciones que nunca se llegaron a realizar. La idea inicial era haber rodado material nuevo el pasado otoño que acercaría la película a la visión de terror R que el director había concebido inicialmente. Los nuevos ejecutivos de Disney evaluarán la película tal y como está ahora y determinarán si merece la pena gastar un dinero extra en completarla debidamente o estrenarla tal cual.

Desaparecen del mapa Gambito, con Channing Tatum, y tres películas de mutantes que había para el 26/6/20, 2/10/20 y 5/3/21; las podemos dar por muertas. No se ha concretado qué va a ocurrir con Deadpool pero es el único personaje actual de Marvel-Fox del que se entiende como un secreto a voces que dará el salto a Disney; el mercenario bocazas encarnado por Ryan Reynolds lo permite argumentalmente rompiendo la cuarta pared y es una propiedad muy jugosa de +700 millones en taquilla como para deshacerse de él así como así.

Las películas que se hagan se tendrán que adecuar a lo que ya viene marcado en el calendario y que, comenzando con el año que viene, se tendrá que compatibilizar con las del MCU confirmadas como la Viuda Negra, Los Eternos, Doctor Extraño 2, Black Panther 2, Guardianes de la Galaxia Vol. 3, Shang-Chi

STAR WARS

Esto ya formaba parte de Disney pero interesa saber cómo cuadra. Tal y como anunció Collider el pasado verano, y a pesar del desmentido que hizo la compañía –de hecho, que lo desmintieran ya hacía sospechar que les habían pillado con el carrito de los helados–, los planes con Star Wars han sufrido una reestructuración tras la taquilla de Han Solo. Los spin-offs de Boba Fett y Obi-Wan Kenobi se han ido al carajo, basicamente.

Lo que sí se mantienen son las prometidas nuevas trilogías a cargo de Rian Johnson (Star Wars: Los últimos Jedi) y David Benioff y D.B. Weiss, showrunners de Juego de Tronos. No se sabe cuál va primero, no se sabe de qué van –aunque la del dúo podría tener algo que ver con la época de la Antigua Republica– pero es lo que hay; ellos son los que están mapeando el futuro de la saga durante la próxima década.

Tres películas anunciadas: 16 de diciembre de 2022, 12 de diciembre de 2024 y 18 de diciembre de 2026. Hay tres años de hiato para ese comentado reajuste tras el estreno de Star Wars: El ascenso de Skywalker de J.J. Abrams estas navidades.

AVATAR

Puede que os haya llamado la atención que sean años alternos, en lugar de una anual, o que no haya Star Wars en navidades de 2021; al fin y al cabo dos años de margen también es asequible, y eso se debe a que para entonces Disney ya tendrá otro peso pesado ocupando su lugar: las secuelas de Avatar de James Cameron, y eso obliga a modificar toda su planificación galáctica para no auto-torpedearse en la taquilla de una época tan importante.

Nuevas fechas también para la pentalogía de los Na’vi. Todas han sufrido entre uno y dos años de retraso respecto a lo inicialmente anunciado, aunque eso no es problema para Cameron ya que tendrá más tiempo de postproducción para aplicar la siguiente ola de nuevos avances tecnológicos que planea llevar a la pantalla, una de las razones que ya habían hecho que de por sí la primera secuela se retrasase una década desde el estreno de Avatar en 2009:

  • Avatar 2 – 17 de diciembre de 2021.
  • Avatar 3 – 22 de diciembre de 2023.
  • Avatar 4 – 29 de diciembre de 2025.
  • Avatar 5 – 27 de diciembre de 2027.

La cosa va así: Empezando en 2021, un año tenemos Avatar y al siguiente Star Wars. Avatar. Star Wars. Avatar. Star Wars… Y así hasta que nos toque ir con los nietos.

UN VARIADO

  • Tolkien. Una de Fox Searchlight, una de las ramas independientes de Fox, es de las primeras bajo este nuevo amparo. El biopic del escritor de El Hobbit y El señor de los anillos está protagonizado por Nicholas Hoult y nos acerca a su juventud cuando concibió estas obras. Se estrena en USA este mismo fin de semana del 10 de mayo.

    • The Art of Racing in the Rain pasa del 27/9/19 al 9/8/19 – Película con perretes basada en una novela sobre las supuestas memorias de Enzo, un cánido (con voz de Kevin Costner) que cuenta la relación con su dueño, piloto de carreras. Dirige Simon Curtis (Mi semana con Marilyn, Adiós Christopher Robin). También salen Milo Ventimiglia y Amanda Seyfried.
    • Ready or Not de Fox Searchlight pasa al 23/8/19. Un thriller-terror con Samara Weaving sobre una novia que debe hacer frente a una noche infernal con sus nuevos suegros.

Ready-or-Not

  • Ad Astra. La propuesta de ciencia ficción de James Gray (Two Lovers, La noche es nuestra, Z. La ciudad perdida) sobre un astronauta en busca de vida alienígena y su padre perdido, con Brad Pitt como protagonista; se ha retrasado, han hecho regrabaciones… y parecía que nunca se iba a estrenar. Estaba fechada para dentro de tres semanas, el 24/5/19, cosa que no iba a cumplir ya que el material promocional hasta ahora ha sido nulo. Finalmente se va al 20/9/19. Fotografía de Hoyte van Hoytema (Interstellar).
  • Ford v. Ferrari. La nueva de James Mangold tras Logan sobre la lucha automovilística de ambas marcas para ganar Le Mans en 1966, con Christian Bale y Matt Damon. Los asistentes a la pasada CinemaCon pudieron ver un primer avance y lo describían como espectacular. Llega el 15/11/19, para la temporada de premios.
  • Espías con disfraz (Spies in Disguise). Will Smith pone voz a un super espía que acaba transformado en palomo. Tal cual. Pasa del 13/9/19 al 25/12/19.

  • Underwater. La de desastre submarino con Kristen Stewart, T.J. Miller, Jessica Henwick, y Vincent Cassel como científicos de una estación acuática a la que ha sacudido un terremoto. Al 10/1/20.
  • Call of the Wild, con Harrison Ford, Karen Gillan y Dan Stevens, basada en una novela sobre un buscador de oro del siglo XIX. Dirige Chris Sanders (Cómo entrenar a tu dragón) y combinará animación con imagen real. Del 25/12/19 al 21/2/20.
  • Artemis Fowl. Esta es de Disney, pero la marco por lo que viene a continuación. Pasa del 9/8/19 al 29/5/20. Esta basada en una novela juvenil que combina una especie de Harry Potter con entramado de espionaje en un mundo poblado por criaturas mágicas. Dirige Kenneth Branagh, continuando su relación con Disney tras Thor y Cenicienta.
  • Muerte en el Nilo. Volvemos a Fox y de nuevo con Kenneth Branagh como director. Es la continuación Asesinato en el Orient Express, el relanzamiento de las novelas de Agatha Christie con el propio Branagh encarnando al detective Hércules Poirot. Cambio mínimo, del 2/10/20 al 9/10/20. Branagh estará acompañado en esta entrega por Gal Gadot, Armie Hammer y Letitia Wright (Black Panther), entre otros.
  • Bob’s Burgers. Película de la longeva serie de animación del canal FOX. 17/7/20.
  • Ron’s Gone Wrong. Más animación, esta sobre un mundo con robots y un niño que sospecha que su mascota personal no funciona debidamente. 6/11/20.
  • West Side Story. El sueño de Steven Spielberg de dirigir un musical con esta nueva versión del clásico. Se queda con el 18/12/20, fecha previamente ocupada por Avatar 2.
  • Nimona. Animación de Blue Sky (Ice Age) basada en un webcómic de fantasía. Se va del 14/2/20 al 5/3/21.

No cambian las previamente ya concretadas como Stuber (12/7/19), The Woman in the Window de Joe Wright (4/10/19; tras el estreno de esta película se clausurará la división de Fox 2000), Kingsman: The Great Game (14/2/20), la saga de terror Fear Street, basada en las novelas de R.L. Stine (verano de 2020) y Free Guy, dirigida por Shawn Levy y con Ryan Reynolds como protagonista en el papel de un NPC de un videojuego que toma consciencia de su existencia (3/6/20),

Si queréis completar el listado con todo lo que la compañía va a estrenar en los próximos años, incluyendo dónde quedan ahora las próximas de Pixar, Marvel, toda la animación, imagen real… pasaros por Deadline. De Disney también andan pululando por ahí The One and Only Ivan, otra de animación basada en una novela sobre un gorila que trata de averiguar su pasado con ayuda de una elefanta (14/8/20) y Cruella, la obligada live action anual sobre la juventud de Cruella de Vil, la villana de 101 dalmatas. (23/12/20); la protagoniza Emma Stone bajo la dirección de Craig Gillespie (Yo, Tonya). Y otra nueva de Indiana Jones, que no se olvide, para el 9/7/21. Se han caído por el camino y sin nueva fecha también dos live action Disney que no se habían especificado del 9/10/20 y 22/12/21 y Foster de Fox, otra de animación sobre un lector de novelas fantásticas que acaba trasportado al mundo de sus páginas.

LAS PERDIDAS

No todo el catálogo de Fox ha corrido la misma suerte que las mencionadas y sus nuevas fechas y la absorción ha provocado que, junto al despido de +4000 trabajadores de la compañía, también se hayan cancelado de raíz varios proyectos que no tienen nueva cabida bajo el mandato del ratón.

Irónicamente, la primera de ellas es Mouse Guard, cinta de animación basada en el cómic de David Petersen, producida por Matt Reeves y dirigida por Wes Ball (El corredor del laberinto) sobre un mundo medieval-fabulístico-alternativo que era una especie de Juego de Tronos con animales. Los protagonistas eran ratones y contarían con las voces y captura de movimiento de Idris Elba y Andy Serkis, entre otros. La película estaba literalmente a dos semanas de comenzar su producción y contaba con un presupuesto de 170 millones pero su concepción —Juego de tronos para niños– no encaja en lo que Disney quiere para ese entorno, además de que su coste se antojaba desproporcionado y complejo luego para cuadrar números. Fox sí que podrá hacer cosas PG-13 y R en el futuro pero se quiere separar esa faceta de la otra que contenga material infantil, y que deberá llevar el sello Disney para toda la familia. Deadline comentaba que Netflix y otras están considerando rescatar la película de igual modo que hizo con El libro de la selva de Serkis.

mouse

THR profundizaba a partir de aquí comentando que Alan Horn, cabeza del estudio, está analizando todos los proyectos que había en cartera antes de la fusión para ver cuáles merecen mantenerse en la nueva Fox supervisada por la ejecutiva-presidenta Emma Watts. Además de Mouse Guard, también han recibido el hachazo:

  • News of the World, la nueva película de Paul Greengrass (Bourne, Capitán Phillips), basada en una novela de Paulette Jiles, con guión de Luke Davies (Lion) y protagonizada por Tom Hanks. Se trata de un western ambientado unos años después de la guerra civil americana y se centra en el capitán Jefferson Kyle Kidd (Hanks), un hombre que recorre pueblo a pueblo del oeste leyendo el periódico a sus lugareños para acercarles a las noticias del mundo exterior. Durante su viaje se topa con el encargo de tener que devolver a una niña de 10 años a sus parientes lejanos, tras haber sido secuestrada por una tribu india que mató a su familia años atrás. La ha rescatado Universal
  • On the Come Up. Basada en una novela juvenil de Angie Thomas y con dirección de George Tillman Jr., el mismo equipo detrás de The Hate U Give, una película que contó con el favor de la crítica pero que no hizo mucho ruido en taquilla y que acabó perdiendo entre 30 y 40 millones –a pesar de su modesto presupuesto de 23 millones, los costes de publicidad y los bajos ingresos le pasaron factura–. Se va a Paramount.
  • Fruit Loops. Comedia dramática de Ted Melfi (Figuras ocultas) sobre un paciente de un hospital psiquiátrico interpretado por Woody Harrelson. Era en la línea de Alguien voló sobre el nido del cuco.

Estas tres películas pertenecían a Fox 2000, la mencionada división del estudio que va a ser desmantelada. Todas las que se colaron por los pelos con luz verde entre diciembre y enero, como la precuela de Kingsman de Matthew Vaughn, Fear Street o West Side Story, continúan.

Una vez que pase este periodo de dos-tres años en los que Disney va a estrenar todas las mencionadas películas de Fox que ya estaban terminadas o habían entrado en producción, quedará por ver cómo empezará a funcionar el estudio en su faceta de división interna. “Es ahora cuando vamos a empezar a ver cómo toda esta consolidación cambiará la forma en la que las películas recibirán luz verde y se harán. Lo están mirando todo“, comenta un productor asociado a una de las películas de Fox. Una cosa hay clara y es que Fox no seguirá haciendo el mismo volumen de películas que hasta ahora; Disney va a hacer las suyas que venía haciendo como hasta ahora (Marvel, Star Wars, Pixar, animación Disney, live action de cuentos clásicos…) y los escasos huecos que sobren en el calendario serán los que queden para Fox.

De las 15 películas que venía haciendo Fox anualmente se pasarán a unas cuatro películas para cine y otras cuatro para servicios VOD, según las cábalas de Deadline. Un número bastante reducido que está haciendo que muchos creativos miren con recelo al nuevo estudio, ya que no hay lugar para un gran margen de maniobra; no en una cuestión tanto de terreno creativo de si Disney dejará meter tacos, sexo, contenido adulto de toda gama… sino a un nivel logístico. Disney no va a asumir una carga de 30-40 películas anuales y por el camino se va a ir quedando gente y a otros les dirán que su película que estaba apalabrada para un estreno masivo ahora se va a ir por la puerta de atrás a Hulu. Aplicable de igual modo al entorno televisivo.

Showrunners como Ryan Murphy han hecho la maleta para irse a Netflix, Howard Gordon y Alex Gansa (24, Homeland) han pasado a Sony TV, directores como Paul Feig no han renovado contrato y se marchan a Universal… Cada semana hay pequeñas noticias que dejan entrever que las cosas no son de color de rosa y Disney no va a duplicar su producción sino que se quedará como estaba más una nueva rama, en la que participarán X ejecutivos, directores… de Fox, pero no todos ellos. Fox tenía contratos para desarrollar proyectos con productoras como Chernin Entertainment, Scott Free (Ridley Scott), Pearl Street (Ben Affleck y Matt Damon), Noah Hawley (responsable de Fargo y Legion), DeVon Franklin (predicador y mente detrás de toda esa nueva ola de cine cristiano como El cielo es real), la editorial de cómics Boom! Studios, 21 Laps (Shawn Levy), los productores Hutch Parker, Simon Kinberg y Lauren Shuler Donner detrás de la saga X-Men y el director James Mangold. Está por ver si se mantienen bajo el nuevo conglomerado o se marcharán a otra compañía que les prometa mejores condiciones.

Por matizar nuevamente lo dicho por las fuentes internas. Disney quiere hacer contenido PG-13 y R a través de Fox; eso no va a desaparecer. Lo que es más sensible de manejar es cuántas películas se harán y cómo se venderán. Por poner un ejemplo, Alan Horn está preocupado en lo referente a West Side Story de Spielberg ya que contendrá adolescentes fumando y sabe que ahora esa película es una película de Disney y hay una imagen corporativa que mantener, y mostrar un acto así en pantalla, sumando tabaco junto al logotipo de la compañía, hará que alguna asociación de padres “preocupados” les mande una cartita al estudio quejándose de por qué sus niños tienen que ver eso. Es lo que toca ahora.

  • Pedrom Muñoz Ruiz

    Exacto. Pero la cosa es que a ‘Endgame’ ahora que está a punto de llegar (y en unas pocas semanas además) se le está intentando restar mérito por ser una saga. Cuando antes el tópico era decir que pertenecía a una “fórmula desgastada”.
    Se contradicen.

Críticas

doctor sueno

Vine buscando cobre y encontré oro.

dolemite

Rudy Ray Moore, la segunda oportunidad de Eddie Murphy.

joker

El payaso triste más triste del mundo.

adport

Arregla tu corazón o muere.

it2

El retorno por compromiso.

Twitter

Podcast