Noticias

Fallece Narciso Ibáñez Serrador a los 83 años

Narciso Ibáñez Serrador, transformador, impulsor, revolucionario de la televisión española, director de ¿Quién puede matar a un niño? y La residencia, ha fallecido a los 83 años de edad, según han confirmado fuentes familiares a El Español.

Por motivos de tiempo no puedo extenderme lo que quisiera y desearía, pero no pasa nada: Alejandro Macías, responsable de un maravilloso blog sobre historia de RTVE, nos deja historias, fotos, entrevistas y oscuros proyectos de Chicho en este conjunto de entradas.

 

En serio, pinchad. Es todo un mundo.

chicho

Por lo demás, me parecía apropiado poner un post, por justito que fuera, para que dejarais vuestras apreciaciones en los comentarios.

Y gracias, Chicho.

  • rafaelgg

    Curioso, yo también he fantaseado con remakes de esos títulos que mencionan, en especial de “Pánico en el Transiberiano” que se podrían beneficiar de los enormes avances en cuanto a tecnología y medios que nuestro ciene ha experimentado en 4 décadas y media.
    Que conste que cuando hablaba del deseo de Vox de resucitar el chauvinismo patriotero que eleva a los altares todo lo que lleve la etiqueta “español” no me refería al cine en concreto, de hecho esa caterva de cavernícolas suelen ser gentes que definen el cine español como “nido de rojos” y sus películas como de “putas yonkis y maricones”.
    En cuanto a lo de Almodovar innovador y que abrió la veda, fijate, que iba a ponerlo en mi anterior comentario pero se me pasó, pero consdiero que el que abrió verdaderamente la veda de nuestro cine hacia la postmodernidad y a abrir nuevos caminos puede que fuera tal vez “el maldito” Eloy de la Iglesia, con películas como “La Semana del Asesino”. Aunque también quizás habría que incluir al injustamente olvidado Antonio Isasi-Isasmendi, que se atrevió, mucho antes que gentes como Amenabar o Bayona, a gestar un cine de género con vocación comercial, y además siendo dicho género uno de tan poca tradición en España como el de acción.

  • Hastur Jr.

    No hombre, si precisamente estamos para dar la brasa…

    Menciono a Jess Franco y a Naschy porque son dos casos de cineastas que -se supone- tienen mucho prestigio en el extranjero (a Naschy se le considera el Lon Chaney español, toma ya) y la mayoría de sus películas es que ni con un palo…

    Aunque Naschy me cae de puta madre y le reconozco todos sus esfuerzos por el género (y también lo condicionado que estuvo por la censura, y que cuando dejó de haber censura ya se le había pasado el arroz) no se puede negar que conceptos como “evolución” o “autocrítica” le son muy ajenos.

    En cuanto a Almodóvar, no niego (sería ridículo hacerlo) que fuera un innovador… pero no fue EL innovador ni el mesías del nuevo cine español ni nada por el estilo: fue un pez más en la corriente que tuvo mucha suerte (y más talento para el autobombo que para el cine), pero eso no es nada nuevo. Joder, es que casi parece que hasta que llegó Almodóvar eran todo películas de Paco Martínez Soria, y tampoco es eso. Y “La escopeta nacional” (por coger tu ejemplo) es mucho más subversiva, ácida y elegante que cualquiera de los chafarrinones perpetrados por Peeeedro.

    Por otra parte, potenciar el cine español no tiene (o no debería tener) nada que ver con la política: es una industria nacional que hay que potenciar y exportar todo lo que se pueda, y punto. Y me da igual que lo hagan a base de comedia romántica, de melodrama cursi o de épica patriotera: más patriotero ha sido el cine yanqui durante generaciones y aplaudíamos con las orejas. O “Alexander Nevski”, que me encanta y no puede ser más propagandística. Pero si cuando alguien dice que le gustaría hacer una película sobre (por ejemplo) Hernán Cortés o los Tercios de Flandes o las Navas de Tolosa se pone en marcha el pim pam pum ideológico estamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado.

    Y “Pánico en el Transiberiano” me parece una estupenda muestra del fantaterror español, como (en otro registro) “No profanar el sueño de los muertos”, o la saga de los templarios sin ojos de Armando de Ossorio, que pide a gritos un reboot en condiciones.

  • rafaelgg

    Bueno, muchos alabamos las películas de Serrador antes de la noticia de su muerte y dicha noticia no ha hecho que valroemos más su cine.
    En cuanto a que a Jess Franco y Paul Naschy también tiene prestigios, es cierto, pero generalmente suelen ser por amantes de la caspa y del cine más “friki”, la misma gente que adora a Ed Wood Jr, o por ultrafrikazos como Quentin Tarantino, o John Landis y cuando les escucha a hablar a estos te das cuenta de que sí es por motivos personales y sentimentales al ser un cine con el que crecieron como adolescentes y veinteañeros en las salas “grindhouse” de los 60 y 70. Pero no creo que quienes afueran aplauden a “¿Quién puede matar a un niño?”, sea esta misma gente y sí lo son no aplauden por los mismos motivos, ni mucho menos se hace comparaciones con Polanski y Hitchcock en las críticas de los films de Franco y Naschy.
    En cuanto a Almodovar, ya me consta que no te mola nada, yo tengo una opinión más ambivalente, tiene cosas buenas y cosas horribles. Pero aunque no sea “almodovariano” le reconozco lo mucho que en los 80 su labor como director y productor(Le dió la inicativa a Alex de La Iglesia) sirvió para que el cine español avanzara de una filosofía extremadamente academicista, y anclado en unas inspiraciones claramente literarias, pasara a un estilo postmoderno, con unas fuentes donde beber no ya literarias sino audiovisuales, en el que el propio cine, el cómic o el “underground” perfilaban estilisticamente historias urbanas como “Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios”, frente a las adaptaciones literarias con historias ancladas en la España negra y rural(“La Familia Pascual Duarte”, “Los Santos Inocentes”, “La Escopeta Nacional”) o basadas en la literatura esperpéntica de Valle Iclán y La Codorniz(Berlanga, Ferreri, Forqué, Fernán Gómez) que casi monopolizaba el cine junto con la comedia cateta tardofranquista.
    No se pero creo que, quizás por contrarrestar ese chauvinismo patriótico triunfalista que impuso los cabrones de Franco y sus secuaces en España que nos hacía poner por las nubes todo lo que tuviera la “marca España”(Mentalidad que los garrulos de Vox pretenden imponer de nuevo) hemos caído en el pecado contrario e igual de nefasto: En cierto complejo de inferioridad que hace que valoremos lo de aquí mucho menos que lo de fuera.
    Porque es cierto que en fantaterror español produjo bastante caspa, pero si miras a Europa, verás que más allá de la Hammer, que se beneficiaba de la labor de mestros como Terence Fisher, Freddie Francis o Roy Ward Baker para dar a sus películas un acabado estilistico superior, o de gentes en otros países como Mario Bava y el primer Dario Argento, había dentro del fantástico que se hacía muchísima morralla proveniente de productar como la Amicus(La principal rival de la Hammer en el Reino Unido), la alemana Constantin Film o películas de productores independientes como “El Deseo y la Bestia” que por mucho que esté encabezada por el gran Peter Cushing, el cutrerio que desprende(Sobre todo en la recreación del monstruo) no tiene nada que envidiar al cutrerio del fantaterror español:
    https://www.youtube.com/watch?v=zxrSemF62y0

    Aparte de que claro, incluso dentro de nuestro cutrerio conseguimos, con los escaso medios del cine español de entonces, hacer alguna cosa bastante potable como “Gritos en la Noche” (Increible que sea obra de Jesús Franco) o “Pánico en el Transiberiano” que fijo que si vinieran firmadas por Terence Fisher,Mario Bava, Freddie Francis o Antonio Margueriti, aquí nadie cuestionaría su calidad.

  • Hastur Jr.

    Es que con estas cosas siempre se llega a un punto en el que ya es cuestión de gustos personales, y si encima se trata de un tío tan querido como Chicho Ibáñez Serrador y que acaba de morir, pues… entiendo que muchos pongan sus películas por las nubes, pero lo veo como algo más circunstancial que objetivo.

    Lo que dices de su prestigio fuera de España es verdad, pero sin ánimo de entrar en comparaciones también están muy reconocidos en el extranjero Jess Franco y Paul Naschy.

    Y hasta Almodóvar.

  • rafaelgg

    Hombre a mí no me parecen tan sobrevaloradas, al fin y al cabo como he dicho antes, fuera de España donde pueden valorarlas de una forma muy objetiva las pelis de Chicho son muy aplaudidas (Quien Puede Matar a un Niño es comparada no solo con Hitchock, sino también con Polanski) pero reconozco que tu opinión están muy bien fundadas.

  • Hastur Jr.

    Si es que en el fondo estamos de acuerdo: “1997: Rescate en Nueva York” tiene ese mismo defecto, es cierto. Y también ha envejecido mal, y también está muy sobrevalorada.

    DIGO SOBREVALORADA, NO MALA.

    Ambas películas son eficaces, rompedoras y voluntariosas series B elevadas por la nostalgia a la categoría de “obra maestra” y bla bla bla… calificación que ni merecen ni necesitan. A todos nos caen muy bien Carpenter y Chicho, pero tampoco hay que perder de vista la realidad:

    -1997 es un tebeo chulopo y estrictamente bidimensional, un festival del comomolo muy simpático y bien llevado, eso sí, y con un Kurt Russell en estado de gracia que tiene como mínimo tanto mérito como Carpenter (y de la dinámica de esta pareja hay mucho que hablar).

    – “¿Quién puede matar a un niño?'” tiene un buenísimo punto de partida pero está lastrada por su propio formato de largometraje: hubiese mejorado mucho con media hora menos. No tiene ritmo, los protagonistas son un par de tronchos y los niños… ay, los niños… no me convencen nada, la verdad, y en las películas de niños amenazadores el casting es fundamental.
    https://uploads.disquscdn.com/images/d73ed2561528dee7d573bbeb482cce56b083053de46aed77abe1370cfa0de92a.jpg
    No hay color, ni falta que le hace

    Lo que digo en el párrafo anterior puede aplicarse igualmente a “La residencia”, la primera incursión de Ibáñez Serrador en el cine: sin ser malas películas ni mucho menos, hubiesen podido ser dos excelentes “Historias para no dormir”, o la versión Chicho de “La cabina”, o sea HISTORIA, con mayúsculas iluminadas y en letra gótica, de la televisión mundial. En cine se quedan como dos clásicos de la serie B que pegaron el pelotazo en su momento (que tampoco está nada mal… pero de ahí a ponerse a chupar la chichopolla hay un abismo). Y es que el Ibáñez Serrador televisivo tiene mucha más relevancia que el cinematográfico.

  • rafaelgg

    Lo de que las escenas de acción no hayan envejecido demasiado bien….puede pero esto por ejemplo también le pasa con Carpenter y “1997: Rescate en Nueva York” y para mí no por ello deja de ser una excelente película.
    En cuanto a las interpretaciones, personalmente no las recuerdo tan malas, sobre todo si tenemos en cuenta que están condicionadas por actores extranjeros dirigidos por un Chicho que nunca dominó el inglés(Tal y como queda demostrado cuando el actor Mick Gatiss le entrevistó para una serie documental sobre el género de terror y Chicho se dirige a él en castellano), actores que luego fueron doblados en postproducción.
    Aquí a partir del 1:05 hablan de y con Ibañez Serrador y creo que ese reconocimiento por parte de los muy chauvinistas ingleses habla de por sí sobre la valía de su cine:
    https://www.youtube.com/watch?v=aY8M5MmpLTE

  • rafaelgg

    Otro que considera muy injusto el palo en taquilla de “La Sombra”.
    Personalmente creo que Universal se equivocó totalmente al hacerla competir en taquilla con “El Rey León” y “La Máscara”, en otras fechas menos competitivas de aquel verano de 1994 creo que hubiera funcionado lo suficiente como para generar una nueva franquicia. De hecho en formato domestico la gente la recibió tan bien que llegó a plantearse la idea de una secuela “direct to dvd” como ya habían hecho con “Darkman”.

Críticas

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Serenity_2019-12

Ecos de ti.

port

Ama como quieras.

tolkien

Repaso de los acontecimientos.

Twitter

Podcast