Noticias

Venecia 2019 (3ª jornada): Un ausente Roman Polanski recibe una sonora ovación

La de ayer fue una jornada llena de traca debido a la presentación de dos de los títulos más esperados no solo de esta edición sino esta temporada: Ad Astra de James Gray e Historia de un divorcio de Noah Baumbach que han salido muy reforzadas (especialmente la segunda) tras su paso por el Lido. La de hoy también estaba marcada en rojo en los calendarios ya que se ha visto J’accuse de Roman Polanski. El polaco no ha estado solo en la competición ya que también le ha tocado el turno al italiano Mario Martone.

Tras las palabras de la presidenta del jurado, la argentina Lucrecia Martel, afirmando que no iría a premiere de El oficial y el espía porque no está dispuesta a aplaudir a Roman Polanski los productores del film amenazaron con retirar la cinta de la competición. Finalmente no llegaron a ese extremo. El film que adapta la novela de Robert Harris está situado en la Francia de finales del siglo XIX. Un capitán francés de origen judío ha sido acusado de traición por espiar para Alemania, el coronel que hizo posible su captura, y que está al frente de la unidad de contrainteligencia, descubre que se sigue pasando información a los alemanes y tratará de averiguar quién se esconde detrás. El film que está protagonizado por el también oscarizado Jean Dujardin, siempre hay que recordarlo, y por Louis Garrel fue recibido con una sonora ovación al finalizar su primera proyección en la Biennale, tal vez sea para afear a la presidenta del jurado, pero eso no se ha traducido en unas críticas que han acusado a Polanski de apropiarse de la historia de Harris para hablar de sí mismo. Aun así se ha considerado que es su trabajo más sólido desde El escritor. Polanski no ha acudido a Venecia, por el temor a ser detenido para ser extraditado a los Estados Unidos, y ha sido su esposa la actriz Emmanuelle Seigner quien ha dado la cara ante la prensa en donde, ni ella ni el resto del reparto, ni el productor, ni siquiera Alexandre Desplat, han querido pronunciarse sobre las palabras de Lucrecia Martel.

EloficialyelespiaVenecia

Mario Martone ha presentado Il sindaco de Rione Sanità, la primera de las italianas a concurso. Se trata de una puesta al día de la obra del mismo título de Eduardo de Filippo que se desarrollaba en la Camorra. Antonio Barrancano es un capo napolitano que gobierna en el barrio de Sanitá que se esfuerza por reconciliar a un padre con su hijo porque no deja de verse reflejado en ese conflicto ya que le recuerda al hecho que cambió su vida para siempre. Aunque se haya considerado uno de los trabajos más logrados de su director no ha despertado especial interés.

IlSindacoDelRioneSanitaVenecia

Fuera de concurso se ha exhibido Seberg, el biopic de la actriz Jean Seberg, que está protagonizado por Kristen Stewart, cada vez más asentada en su papel de icono millennial. El film dirigido por Benedict Andrews se centra en el momento en el que la intérprete norteamericana, que se convirtió en la musa de la modernidad durante la década de los sesenta gracias a Al final de la escapada de Godard, se puso en el punto de mira del FBI por su participación en el movimiento por los derechos civiles, llegando a convertirse en donante de los Panteras Negras. La presión a la que fue sometida agravó aún más a Jean Seberg, que siempre estuvo luchando contra la depresión, que le llevó a acabar con su vida en 1979.

SebergVenecia

Mañana más.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Belmondo

    No es que sean las tablas de la ley, pero al menos es algo más solido que los argumentos que suele poner la gente que afirma sobre la absoluta inocencia de Allen, como por ejemplo lo que has comentado tú de los exámenes dos hospitales distintos, que esta basado en… NADA. De hecho ni siquiera en los enlaces que has aportado se afirma algo de eso que dices. Así que no entiendo muy bien que estemos hablando de credibilidad…

    Y las refutaciones son para leerlas. En el primer enlace que aportas, se dedican a hablar del vínculo que tiene la autora del artículo con Mia Farrow. Vamos, lo que se ha hecho toda la vida de intentar arruinar al que dice algo antes de negar lo que ha dicho con datos.

    Y segundo, no sé ni qué artículos periodísticos de investigación sueles leer tú, pero el de Vanity Fair aporta los datos específicos suficientes que se suele aportar en estos casos. Lo mismo pretendes que venga con un ramillete de pruebas físicas como si fuera un coleccionable de La Razón.

  • Ford Farlaine

    Allen es INOCENTE, punto. Y Polanski es culpable (aunque yo pieso que fue un hecho fortuito y no tan exagerado como se proclama), pero estoy en cintta del castigo despues de tanto tiempo, habiendole perdonado la vísctima. Y no hablo solo en este caso, EN TODOS los casos.

    Mas arriba, contestandole al compañero Kosky, desarrollo esta misma postura.

  • Ford Farlaine

    Mira, veo que con tu primer parrafo incides en la misma idea que todos los demas. Y a estas alturas veo que me he equivocado a la hora de manifestar mi postura, incidiendo siempre en mi defensa personal de Polanski….

    Pero, al igual que le comento a otro compañero, desde un punto de vista puramente juridico, estoy a favor de que ciertos delitos puedan prescribir con el tiempo, siempre claro, contando con la aprovacion y complicidad de las victimas. Porque, no es de eso de los que se trata?? de reparar un daño hecho a las personas, a seres humanos; y si estas ya han perdonado, por que la sociedad, cuan masa rencorosa, atendiendo a prejuicios personales, obsesivamente apela a un ‘castigo del Estado’.

    (Y he visto a periodistas de izquierdas defender esta misma postura).

    Asi que repito, se supone que las leyes estan para intentar reparar el dolor de las víactima, no para implantar el castigo como VENGANZA y revestirlo de justicia. Si la víctima ha perdonado, y ya ha pasado tanto tiempo, no unicamente en éste caso, sino en todos, no le encuentro sentido en seguir clamando por una justicia que creo responde más a los prejuicios personales de cada uno que a una vissión objetiva del sentido de las leyes.

  • manuwar

    Pues claro que he leido ese artículo, es el que la gente pone siempre, desde hace años.

    Y la verdad, no se por qué está considerado por muchos algo así como las tablas de la ley xD. Como mucho, es tan creible o tan poco creible como otros que lo refutan.

    Como este:

    https://medium.com/@levine2001/the-woody-allen-controversy-reader-10-debunking-maureen-orths-undeniable-facts-about-the-woody-7f5ac2e33ad3

    O este, que viene de una página de seguidores de Woody Allen o algo así, pero que al menos cita fuentes:

    http://www.woodyallenpages.com/denying-vanity-fairs-undeniable-facts-about-woody-allen-and-mia-farrow-with-facts/

    Naturalmente, una web que se llama “woody allen pages” puede ser dudosa en su objetividad, tanto como la relación personal que Maureen Orth parece tener con Mia Farrow, aunque lo haya negado.
    Si es que no es suficientemente dudoso un artículo que se titula 10 hechos INNEGABLES, sin ofrecer una sola prueba o fuente.

  • Belmondo

    Y yo estoy a mil años luz de justificar el comportamiento del otro. Pero vamos, que aquí el colega la lista de calificativos que suele utilizar con Nahuel porque él lo vale, deja al Sargento de Hierro en una peli para niños.

  • Belmondo

    Ves. A esto me refería. Falacias o medias verdades que se dan por hecho, cuando a poco que uno investigue ve que no son tales.

    Te pongo unos HECHOS recopilados de un artículo (en inglés) de VF y que no hace mucho compartí por aquí (y que seguro que no leiste):

    https://www.vanityfair.com/news/2014/02/woody-allen-sex-abuse-10-facts

    1. Mia nunca fue a la policía por la acusación de abuso sexual. El 5 de agosto de 1992 su abogado le dijo que llevara a Dylan (una niña de siete años) a un pediatra, el cual estaba obligado por ley a reportar el testimonio de Dylan sobre abuso sexual a la policía, cosa que hizo el 6 de agosto.

    2. Allen estuvo en terapia por presunto comportamiento inapropiado hacia Dylan antes de que la acusación de abuso se presentara a las autoridades o se hiciera pública. Mia Farrow le advirtió a sus niñeras que Allen nunca se quedara solo con Dylan.

    3. Allen se negó a hacer la prueba del polígrafo con la policía estatal de Connecticut. En su lugar, realizó una a través de su equipo legal. La policía estatal de Connecticut se negó a aceptar el test como prueba. El abogado del estado, Frank Maco, afirmó que a Mia nunca se le pidió que hiciera una prueba de detección de mentiras durante la investigación.

    4. Allen perdió cuatro batallas judiciales (una demanda, una acusación disciplinaria contra el fiscal y dos apelaciones) y pagó más de $1M en costas judiciales a Mia. El juez Elliott Wilk, que presidió la demanda de custodia de Allen contra Farrow, concluyó que “no hay pruebas creíbles que respalden la afirmación del Sr. Allen de que la Sra. Farrow entrenó a Dylan o que la Sra. Farrow actuó por un deseo de venganza contra él por seducir a Soon -Yi”.

    5. En su sentencia de 33 páginas, el juez Wilk afirmó que el comportamiento del Sr. Allen hacia Dylan era “totalmente inadecuado y que se deben tomar medidas para protegerla”. El juez también describe las dudas de Farrow con respecto al comportamiento de Allen hacia Dylan desde el momento en que tuvo entre dos y tres años. Según el juez, Farrow le dijo a Allen: “La miras [a Dylan] de manera sexual. La acaricias. No le das ningún espacio para respirar. La miras cuando está desnuda”.

    6. La denuncia de abuso sexual de Dylan fue respaldada con el testimonio de tres adultos que estuvieron presentes ese día. Una de las niñeras le contó a la policía y dio testimonio jurado de que Allen y Dylan desaparecieron durante 15 o 20 minutos, mientras ella estaba en la casa. Otra niñera le dijo a la policía y también juró en el tribunal que ese mismo día, vio a Allen con su cabeza en el regazo de Dylan mirando hacia su cuerpo, mientras que Dylan estaba sentada en un sofá “mirando fijamente la TV”. El profesor de francés le dijo a la policía y testificó que ese día se encontró con que Dylan no llevaba ropa interior debajo de su vestido de verano. La primera niñera también declaró que no le dijo a Farrow que Allen y Dylan habían desaparecido hasta que Dylan contó lo sucedido. Estos testimonios contradicen lo que dijo Moisés Farrow acerca de ese día en la revista People.

    7. El informe de la Clínica de Abuso Sexual Infantil del Hospital Yale-New Haven en el que se dice que Dylan no había sido abusada sexualmente (citado repetidamente por los abogados de Allen) no fue aceptado como por el Juez Wilk o por el fiscal del estado de Connecticut (que fue el que lo encargó originalmente). El fiscal del estado, Frank Maco, contrató al equipo de Yale-New Haven para determinar si Dylan recordaba los hechos correctamente y así poder repetir su historia en el estrado. El panel estaba formado por dos trabajadores sociales y un pediatra, el Dr. John Leventhal, que firmaron el informe pero nunca vieron a Dylan o Mia Farrow. No había psicólogos ni psiquiatras en el panel. Los trabajadores sociales nunca testificaron; el equipo del hospital solo presentó una declaración jurada por parte del Dr. Leventhal, quien no examinó a Dylan.

    Todas las notas del informe fueron destruidas. Su confidencialidad fue violada por Allen al realizar una conferencia de prensa en el que basándose en dicho informe, decía que Dylan tenía problemas para distinguir la fantasía de la realidad. (Por ejemplo, decía que había “cabezas decapitadas” en el ático y llamaba “la hora mágica” a la puesta del sol. De hecho, Mia guardaba las pelucas de sus películas en bloques de espuma de poliestireno en un baúl en el ático).

    La policía del estado de Connecticut, el fiscal estatal y el juez Wilk tenían serias reservas sobre la fiabilidad del informe.

    8. Allen cambió su historia sobre el ático donde supuestamente ocurrió el abuso. Primero, Allen le dijo a los investigadores que nunca había estado en el ático. Después de que un cabello fue encontrado allí, admitió que podría haber metido la cabeza una o dos veces. Un investigador principal concluyó que su testimonio no era creíble.

    9. El fiscal del estado, Maco, dijo públicamente que tenía una causa probable para presentar cargos contra Allen, pero se negó debido a la fragilidad de la “víctima infantil”. Maco dijo que no quería a someter a Dylan a un juicio agotador, y sin ella en el estrado, no podía procesar a Allen.

    ———————————————————————————————-

    Y con respecto a Polanski, pues también es matizable que fuera condenado culpable. Se llegó a un acuerdo para que lo hiciera, a cambio de eliminar la mayor parte de los cargos (y quedarse solo con el de relaciones sexuales ilícitas con una menor). Pero cuando se inició el procedimiento para decidir su condena, fue cuando se largó.

  • ThisBitterEarth

    En realidad Woody Allen nunca fue absuelto de la acusación que presentó Mia Farrow. No lo fue porque nunca hubo juicio. No se presentaron cargos, no había indicios sólidos, mucho menos pruebas. Hubo juicio por la custodia de los hijos. Farrow se los llevó.
    El problema fue Soon-Yi, hija adoptiva de Mia Farrow y una expareja de ésta, no de Allen. Veinte años contaba la criatura cuando Allen y Soon comenzaron la relación. La Farrow no se lo tomó muy bien, lógicamente.

    Sin conocer casi nada del caso Polanski creo que los casos poco o nada tienen que ver. Personalmente siento la misma filia/fobia por uno que por otro.

Críticas

it2

El retorno por compromiso.

1

Romance sin fin.

booksmart super empollonas

El último tren adolescente.

Serenity_2019-12

Ecos de ti.

port

Ama como quieras.

Twitter

Podcast